lunes, 20 de mayo de 2013

MPD tributa homenaje Maximiliano Gómez y exige libertad dirigentes Felabel



SANTO DOMINGO.- Militantes revolucionarios acudieron masivamente al Cementerio Nacional de la avenida Máximo Gómez, para recordar a Maximiliano Gómez (El Moreno), al cumplirse 42 años del asesinato del histórico dirigente del Movimiento Popular Dominicano (MPD).

La actividad estuvo matizada por sonoras consignas y fervorosos discursos evocando el ejemplo revolucionario de El Moreno y en los que se exigió la libertad de los cuatro dirigentes del grupo estudiantil Felabel que guardan prisión por la supuesta participación en la muerte del coronel de la Policía Julián Suárez Cordero.

“¡Libertad para los presos!”, “¡Apresen uno, apresen mil, nuestra lucha va a seguir!”, “¡la lucha sin miedo, nos la enseñó El Moreno!”, fueron algunas de las consignas lanzadas por los que acudieron a la tumba de Maximiliano Gómez a llevarle flores y rendirle tributo en un acto que ya es tradicional en mayo de cada año.

El Moreno, quien fue secretario general del MPD, fue asesinado en Bruselas, Bélgica, el 20 de mayo del año 1971, donde había llegado luego de salir exiliado del país, tras ser canjeado junto a 20 presos políticos por el coronel norteamericano Donald J. Crowley, secuestrado por el denominado "Comando Unificado Antirreleccionista de Militares y Civiles" un año antes, el 24 de marzo de 1970.

El vocero nacional del MPD, Fernando Hernández, quien tuvo a su cargo las palabras centrales del acto, señaló que el asesinato de Maximiliano Gómez, representó un rudo golpe, no solo para la organización que dirigía, sino para el resto de la izquierda revolucionaria y la lucha del pueblo frente al “nefasto Joaquín Balaguer que gobernaba en base al terror”.

“No venimos aquí todos los años como un ritual o como una peregrinación religiosa. Venimos a esta tumba a reafirmar nuestra convicción de lucha revolucionaria. A reiterar nuestra indeclinable determinación de continuar la lucha cada vez con mayor tesón, con mayor firmeza y con mayor arrojo”, manifestó Fernando Hernández.

La presencia policial fue masiva e inusual en un lugar como el camposanto, donde quienes acuden lo hacen para comunicación espiritual con los seres queridos desaparecidos físicamente de la vida terrenal.

Cinco camionetas procedentes de los destacamentos de Villas Agrícolas, María Auxiliadora, Villa Juana, Simón Bolívar y Capotillo, repletas de policías; diez unidades de motocicletas con dos agentes cada una, dos coroneles, dos mayores, tres capitanes e igual números de tenientes, varios sargentos cabos y numerosos rasos, algunos de los cuales se le oyó decir que estaban libres y que llamados a servicio para ese operativo.

La presencia policial no fue óbice para que el dirigente emepedeísta defendiera a viva voz la inocencia de los dirigentes estudiantiles que la Policía vincula a la muerte del coronel.

Exigió con firmeza su libertad, al tiempo que criticó al rector de la UASD, el maestro Mateo Aquino Febrillet, porque según dijo “se haya convertido en sello gomígrafo de la Policía Nacional”, por lo que le responsabilizó, junto a General y el presidente Danilo Medina, de lo que pueda pasar a los miembros del Felabel.

“No es el frente estudiantil Felabel quien tiene que desaparecer, es la Policía Nacional vinculada al narcotráfico, al crimen y la violaciones de menores la que tiene que desaparecer y sobre sus cenizas conformar una policía profesionalizada que defienda los intereses la ciudadanía”, sostuvo Hernández.

El acto conmemorativo contó con la presencia de representantes de dirigentes de la Izquierda Revolucionaria (IR), Federación Campesina Maximiliano Gómez”, el FALPO y decenas de jóvenes miembros del FELABEL que portaban banderas amarillas.

Narciso Isa Conde, coordinador del Movimiento Caamañista, y Rafael Cabrera, secretario general nacional del Felabel, pronunciaron breves discursos en la actividad.

Todos en sus discursos abogaron por la libertad de los “presos políticos”, refiriéndose a los estudiantes de la UASD presos, y reafirmaron la determinación de continuar el fortalecimiento de la unidad expresada en la Izquierda Revolucionaria (IR).

“Asumimos la lucha por la libertad de los presos políticos en el contexto de la lucha general contra los piratas de la megaminería, que pretenden engullirse a Loma Miranda, a Pueblo Viejo y muchos otros yacimientos de metales preciosos, y de las grandes jornadas que nuestras organizaciones revolucionarias y nuestro pueblo habrán de librar contra el gobierno neoliberal y corrupto de Danilo Medina y el PLD”.


elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir