miércoles, 28 de agosto de 2013

Hacia Donde Vamos?

Por Gerson Candelaria

A raíz de algunos hechos ocurridos en La Romana en el tiempo que nos ha tocado vivir, debemos estar conscientes de la incidencia social que tiene este laborioso pueblo. 

En la democracia el pueblo ejerce su soberanía mediante la elección libre de quienes le van a dirigir; en los sistemas más antiguos de elección, se utilizaba el voto de los más pudientes aquellos que tenian posesiones, algunos lo traducían al voto de los intelectuales; en la democracia el voto luego de emitido no importa quién lo haya depositado se cuenta como un voto

Los medios de comunicación revisten una importancia capital para los sectores vivos de una sociedad; su descubrimiento revolucionó al mundo; en este mundo moderno su uso es constante y nodal para esta aldea global; hago este pequeño preámbulo para conceptualizar en un aspecto que tiene importancia a los fines de lo que quiero expresar.

El alcalde de La Romana que logró popularidad por su trascendental propuesta televisiva, llegó a la alcaldía de La Romana propuesto por el Partido Reformista Social Cristiano, de la mano de un estratega político de alto nivel, el Dr. Frank Martínez; su condición de conductor de programa, estoy seguro fue lo que más le favoreció para ganar; alguien me dijo que cuando resultó electo no podía ni creerlo; la relevancia de lo que acabo de decir no es tan importante comparado con el análisis de los tres años de gestión de tan cuestionado alcalde.

Aclaro que los cuestionamientos a los funcionarios que hago no incide lo personal, si fuese así mis pensamientos se quedaran solo conmigo, pero he asumido un compromiso social en mi rol de Locutor, sin ánimo de dañar, ni ofender a ningún funcionario; a menos que en mi accionar me tope con un intolerante, beligerante, y mediocre que no acepte críticas; sobre la administración de lo que el pueblo soberano ha puesto en sus manos. No es atacar, es reclamar eso es un derecho que poseemos los munícipes.

En el manejo de sus funciones este Alcalde; sea verdad o mentira, ha sido altamente cuestionado, utiliza los medios de comunicación para seguir incidiendo en aquella parte de la población que en su mayoría le eligió y que hoy salen a defenderlo en ocasiones sin saber qué están defendiendo.

Algunos que votaron por el alcalde se creen valientes y objetivos; no sabiendo que el defender lo indefendible los convierte en necios, recalcitrantes, e insensatos; pero eso no es fortuito, el Alcalde se victimiza, manipula cualquier pedido de rendición de cuentas, y de manera insustancial se refiere a los cuestionamiento que se le hacen aduciendo que vienen de sectores que le adversan, eso desde la tribuna de su tan visto programa; 

El alcalde de La Romana tiene cuatro horas de programa; horas que chocan con su labor en el Ayuntamiento, prefiere ir a su programa a seguir fortaleciendo su imagen, que quedarse en el Ayuntamiento resolviendo los problemas del municipio, pero ese tiempo él lo usa para justificar lo que no hace como Alcalde y tratar de seguir convenciendo a los mismo que le eligieron con sofismas baratos que solamente pueden creerse aquellos miopes mal educados que se convierten en obstáculo del desarrollo azuzado por una embestida mediática que solo puede calar en ese tipo de personas.

La más reciente manipulación la hizo en su programa con el tema del cierre de la calle Padre Abreu; diciendo que tenía la jerarquía para cerrarla; cuando en realidad no es así porque no consultó al concejo de regidores violando la ley municipal; que descaro.

Pero desde la grada vemos los Romanenses que nos duele nuestro pueblo y que tenemos sueños de tener una mejor ciudad, sin permitir que ninguna manipulación mediática pueda abortar nuestra lucha a favor de los intereses de La Romana, que por demás seguirá hacia delante sin importar cuantas veces tengamos que levantarnos.

Los hombres en su paso dejan lastres y legados, no siempre nuestro pueblo será obnubilado; hay una nueva generación que debe prepararse a tomar mejores decisiones, dejando atrás la incidencia de los malos políticos, de no ser así La Romana, y el país, no terminará bien.


elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir