miércoles, 11 de septiembre de 2013

Calles mal rotuladas! La Romana no tiene dolientes?, artículo de Héctor Mejía (Memo)

Por La Romana que queremos
Sección

Por Héctor Mejía (Memo)/ARTÍCULO

ME DUELE mi amado pueblo, pero -al parecer- tiene autoridades, comenzando por las del Ayuntamiento Municipal, que NO LES DUELE LA ROMANA... y en esto incluyo a todos, no solo al alcalde.

Aunque es buena iniciativa, el ayuntamiento se embarcó en un proyecto de rotulación de las calles en casco urbano que está plagado de ERRORES ORTOGRÁFICOS y desinformación.

Cómo es posible que esto suceda en una ciudad icono turístico del país, la tercera capital de la República y una de las que más aporta al Producto Interno Bruto.

La falla en la rotulación es MORTAL para una ciudad turística y trabajadora, además de que su espina dorsal es LA INFORMACIÓN PÚBLICA URBANA. Y que esta sea una porquería?

Podemos llamar a estos: ERRORES PENDEJOS, que hablan de la capacidad de nuestras autoridades municipales, que solo piensan en mantenerse apegados a lo que represente sus intereses personales (casas, autos lujosos, fincas, entre otras prevendas).

Me entero de este problema manejando por la ciudad en labores cotidianas, cuando pasando por la calle 30 de Marzo veo que ahora le llaman 30 de Mayo y me pregunto: Por Dios, que pasó aquí?

Me pareció estar perdido y fue una muy mala sensación. De pronto me vi como en otro pueblo y tuve que preguntar a unos lugareños de allí, que donde yo estaba.

Luego, caminando la primera calle de mi pueblo, la Francisco Richiez Doucudray, salía de la Policía hacia al Cuerpo de Bomberos, pero veo con asombro que esa histórica vía se llama ahora “Francisco Richez”. Y me digo: “Woao, Memo, otra vez perdido en tu pueblo!

OTRO CASO

¿Qué es esto?
Al día siguiente paso frente a la antigua Cancha Municipal (hoy Pabellón de Volibol Max Simon), me dirigía a la Clínica Canela y veo que ya no se llama Prolongación Avenida Libertad, sino Dr. Hernández. 

En ese instante me digo: ¡Caramba, por aquí yo me crié y sé que se llamaba Prolongación Avenida Libertad! Me lleve otro gran desaliento. 

Ante esta triste realidad, me prometí no seguir observando por temor a morir de un infarto, pues de nada camino dos o tres calles más y me pierdo en mi ciudad natal.

Qué sencillo sería que cuando se vaya a recibir un trabajo como este que una comisión de “Honorables Regidores” haga un cotejo con los nombres reales de las calles de La Romana y las revise una por una, para que luego se coloquen como Dios manda. 

CARAJO, a eso se le llama un “ERROR PENDEJO, criado por autoridades ignorantes e indolentes que relajan con el dinero que pagamos de impuestos los ciudadanos que trabajamos.

Este proyecto debió costar un dineral. Además, si eso me pasó a mi, imagínense qué le pasará a un visitante nacional o extranjero.

En un disparate se convirtió ahora una gran idea que llevamos al Ayuntamiento cuando nos desempeñamos como Director del Planeamiento Urbano.

Propusimos que se rotularan las calles del casco urbano de la siguiente forma:

Un rotulo conteniendo:
1.-El nombre de la calle
2.-una foto del personaje a que hace alusión la calle.
3.- Una breve reseña histórica del mismo (en español e Ingles)
4.-Tamaño 25 x 40Cm., con diseño exclusivo del pedestal

Esto no lo ha hecho nadie en el país, seriamos los primeros, porque somos una ciudad que vive de turismo y debe estar bien rotulada y bien señalizada.

Así, pues, que me declaro DOLIENTE NÚMERO 1 de los males de mi pueblo y veo con orgullo cómo está limpio -como un percal- en materia de basura. 

Pero también veo con asco cómo la ensucian estos rótulos llenos de faltas ortográficas y de desinformación ¡Esto no le gustó al pueblo!
( Héctor Mejía es arquitecto experto en temas urbanísticos)


elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir