viernes, 13 de septiembre de 2013

SNTP demanda autoridades “detener” violencia de militares y policías contra periodistas


SANTO DOMINGO.- El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) pidió al procurador general de la República, al ministro de las Fuerzas Armadas y al jefe de la Policía Nacional detener las agresiones, amenazas y violaciones de militares y policías contra periodistas.

Olivo De León, secretario general del gremio, llamó la atención del doctor Francisco Domínguez Brito, del vicealmirante Sigfrido Pared y del mayor general Manuel Castro Castillo para que no dejen pasar por alto la gran incidencia de hechos violentos cometidos por policías y militares contra periodistas.

Al condenar estos hechos, citó el caso de Julio Benzán, reportero del portal digital Ciudadoriental.org, a quien el viernes seis de septiembre, dos militares amenazaron con matar y le arrancaron su cámara fotográfica.

Afirmó que los militares que alzaron sus fusiles M16 contra Benzán golpeaban salvajemente a un ciudadano en la avenida Albert Thomas con Padre Castellanos, cuando el periodista pasó por el lugar y los fotografió, por lo que los militares le arrancaron la cámara y amenazaron con matarlo, argumentando que “la guardia es la guardia, mientras que Benzán, con las manos en alto gritaba: “¡soy un periodista. Me van a matar!”.

Dijo que lo mismo ocurrió con un fotógrafo del periódico Hoy, quien tomó fotografías del suceso y los militares lo obligaron a borrarlas a fuerza de amenazas.

Olivo De León también recordó el caso del periodista Fausto Rosario Adames, director del periódico digital Acento.com, quien denunció la existencia de un plan para asesinarlo, para lo cual se habrían reunido dos generales de la Policía Nacional con abogados en Santo Domingo y La Romana.

Recordó que el 11 de abril, el periodista Marcelo Contreras, residente en el municipio El Factor, de la provincia María Trinidad Sánchez, fue despojado de su cámara de vídeo, esposado, amenazado de muerte, atravesado boca abajo en una motocicleta que recorrió decenas de kilómetros, exhibido como un delincuente común, en las calles, frente al cuartel policial del municipio de El Factor y frente a la sede del Centro Universitario Regional de Nagua (CURNA) de la Universidad Autónoma de Santo Domingo.

Agregó que el hecho ocurrió el 11 de este mes de abril, cuando Contreras filmaba el desalojo de unos terrenos en la comunidad rural de Los Limones, ocasión en la que el coronel de apellido Magallanes, que comandaba la patrulla, le amenazó pistola en mano, le arrebató la cámara, lo esposó y los obligó a acostarse, cruzado en una motocicleta.

En tanto que los reporteros gráficos Estherlin y José Grullón, de Moca, fueron agredidos, física y verbalmente por militares del Ejército Nacional destacados en esa ciudad, mientras cubrían un desalojo ordenado por el Ministerio de Deportes en el área del Estadio Bragaña García.

Mientras que Rafael Lara, reportero de SIN canal 7 en San Cristóbal, fue apretado por el cuello, despojado de su cámara de vídeos, de su teléfono móvil, de su carnet de prensa y detenido por un grupo de militares, el 8 de mayo en la comunidad de Monte Adentro, del municipio de Haina, por parte de una patrulla mixta del Ejército Nacional, la Fuerza Aérea y la Marina de Guerra, cuando filmaba el desalojo de ocupantes de terrenos adquiridos por el gobierno para la construcción de una vía de comunicación.

Indicó que Lara grabó cuando el capitán Ricardo Castillo, del Ejército Nacional, y otros militares disparaban y lanzaban bombas contra los ocupantes de los terrenos, quienes corrían despavoridos y que al darse cuenta de que era filmado, el capitán lo agarró por el cuello, le quitó la cámara, el celular, el carnet de prensa, fue rodeado por los militares y les borraron las imágenes grabadas y las llamadas del móvil que les había hecho al gobernador provincial, a un periodista compañero de trabajo y otras personas.

Olivo De León, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) y presidente electo del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), denunció el secuestro y amenazas de muerte de que fue objeto, el 15 de mayo, el reportero gráfico Cándido Peralta (Pepe), de Mao Visión, Canal 12, por miembros de la seguridad de la empresa bananera Guineos Dominicanos (GUIDOM).

El dirigente gremial informó que el hecho ocurrió en la comunidad rural de Hato Nuevo, del distrito municipal de Amina, en la provincia Valverde, donde están ubicadas las plantaciones de bananos y a donde acudió a cubrir una protesta de obreros de la empresa bananera, quienes reclamaban el pago de su bonificación correspondiente al año 2012, y donde fue retenido por empleados de seguridad, que armados de machete lo amenazaron de muerte.


elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir