domingo, 23 de febrero de 2014

Fenacerd favorece pacto fiscal, pero sin más carga para la población

Santo Domingo.- La Federación Nacional de Comerciantes y Empresarios de la República Dominicana (Fenacerd), saludó este domingo la firma de un pacto fiscal en el país, pero advierte que dicha iniciativa podría convertirse en otra reforma tributaria, con elevadas cargas impositivas para la población, si el mismo no está precedido de un Pacto Económico y Social consensuado con los sectores productivos.

La presidenta de la Fenacerd, Rosa Dinorah Peña Acosta, manifestó que esa entidad lleva años abogando por una verdadera Reforma Fiscal Integral que “reorganice y haga más eficiente el manejo de los ingresos, egresos, activos y pasivos del Estado, disminuyendo al mismo tiempo, la carga a la población y gravando la rentabilidad de las empresas”. 

Insistió en que como entidad que agrupa a más de 30 mil afiliados en todo el país, favorecen la iniciativa del director de la Dirección de Impuestos Internos (DGII), Guarocuya Félix, de embarcarse en un diálogo que culmine con la firma de un del pacto fiscal, pero advierte que éste no debe aumentar la carga impositiva a la nación.

Indicó que en estos momentos la carga de impuestos ligado al consumo afectan grandemente el comercio y al consumidor, porque en el caso de los negocios tienen que elevar los costos de sus inventarios, mientras que los clientes disminuyen el poder adquisitivo de sus salarios.

“Esta situación es fácilmente medible en los bienes de consumo y en los principales servicios que utiliza la población, por ejemplo a principio del año 2000 con RD$2,000.00 se compraban 400 libras de arroz selecto, hoy día con ese mismo dinero apenas se pueden adquirir unas 90 libras del cereal. En caso del gas licuado de petróleo para cocinar con RD$100.00 se compraban alrededor de 20 galones del carburante, y en estos momentos no se compra un galón del combustible con los mismos recursos”, explicó Peña Acosta. 

La presidenta de la Fenacerd también citó el caso del transporte público de pasajeros cuyo costo se multiplicó cinco veces en los últimos 10 años, al igual que el servicio energético, que pese a los grandes subsidios que paga el Estado, la factura energética para los negocios y los hogares se ha incrementado en más de un 150% en la última década.

“Hacemos esta advertencia en vista de los bajos niveles de los salarios de los empleados privados y servidores públicos, los cuales hacen malabares para cumplir con sus compromisos, debido a los altos impuestos ligados al consumo”, indicó.

Peña Acosta llamó a la clase política y empresarial a meditar sobre esas desigualdades y les exhortó a mirarse en el espejo de la hermana República Bolivariana de Venezuela, donde dijo que la población reclama en las calles lo que los gobiernos no han podido resolver con acciones.

“En estos momentos en el país se ha incrementado los niveles de delincuencia, las cárceles están abarrotadas, la Policía Nacional y la justicia son deficientes y muchas veces la población está cayendo en hacer justicia por sus propias manos, lo cual es muy peligroso en vista de que vivimos en un estado de derechos”, alertó.


elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir