miércoles, 2 de abril de 2014

Central Romana resalta la calidad y eficiencia de sus operaciones

LA ROMANA.- El Central Romana resaltó la eficiencia y productividad de sus operaciones, del personal y calidad del producto que colocan en el mercado local y en el exterior e informó que invirten US$700,000 en un nuevo laboratorio de meristemos, en asociación con una reconocida empresa de EE.UU.

El dato figura en una carta enviada por el consorcio azucarero al director de HOY, Bienvenido Álvarez Vega, en respuesta a un artículo publicado por el economista Frank Tejada el 28 de marzo pasado.

A continuación la carta:

El pasado viernes 28 de marzo fue publicado en el periódico que tan eficientemente usted dirige un artículo de opinión firmado por Frank A. Tejada Cabrera titulado “RD tiene baja productividad en caña de azúcar”, y sobre el cual nos vemos precisados a esclarecer algunos puntos que por desconocimiento de su autor posiblemente confundieron a los lectores. Citamos:

1- FTC: “Tenía la creencia de que el Central Romana era un ingenio de alta tecnología, pero hablando con unos amigos sobre la productividad de la caña en Colombia, me doy cuenta que RD es uno de los países con bajos rendimientos por área en caña de azúcar e inclusive, estamos por debajo de la media mundial”.

Antes que nada, en Central Romana nos enorgullecemos de haber desarrollado tecnologías de campo altamente eficientes en base a las condiciones agroecológicas y sociales de las zonas en donde están ubicados nuestro ingenio y campos de caña. No se puede catalogar el nivel tecnológico de una producción agrícola en base solamente de la productividad, sin tomar en cuenta las condiciones naturales de la zona. A manera de ejemplo industrias tecnológicamente más adelantadas del mundo como Australia y África del Sur están muy por debajo de otras menos desarrolladas, como la de Colombia. Esta última goza de condiciones naturales óptimas de suelo y abundancia de agua, algo que en nuestro caso carecemos.

2. FTC: “La baja productividad en el país es alarmante, parece que en los ingenios azucareros dominicanos no invierten en tecnología, porque los campos de los ingenios Colón y Central Romana están al borde de ríos, en consecuencia, pueden irrigar con micros-aspersores los campos e intensificar el uso de fertilizantes. Se percibe que los técnicos de los ingenios están obsoletos…”.

Decir que nuestras instalaciones fabriles y nuestros campos de caña están “al borde de ríos” es otra muestra del desconocimiento que tiene el autor sobre nuestra ubicación geográfica, aparte de que llamar “obsoletos” a nuestros técnicos azucareros es un vulgar descalificativo que raya hasta en el aspecto personal. Con gran satisfacción podemos asegurar que nuestros técnicos son altamente calificados.

Central Romana cuenta con suelos de una calidad muy inferior a todas las industrias azucareras de importancia en el mundo. El factor más limitante de la productividad nuestra es la baja capacidad de retención de humedad de nuestros suelos, unido a una pluviometría insuficiente y muy mal distribuida.

Estas condiciones someten al cultivo de la caña a períodos muy intensos de sequía que limitan considerablemente su productividad. Sin embargo, Central Romana ha incursionado en las nuevas tecnologías de aplicación de agua en zonas factibles para ello. En la actualidad cuenta con más de 7.000 acres de riego por goteo con más de 12 años de experiencia.

Desde el año 1947 nuestros Departamentos de Agricultura y de Investigaciones Agrícolas realizan anualmente experimentaciones con más de 100 ensayos de fertilizantes y su interacción con las nuevas variedades. Cuenta además con secciones dedicadas a la fitopatología y al control de plagas. Es importante resaltar que todos y cada uno de los campos de caña del Central Romana están identificados por su tipo de suelo, lo cual sirve de base para la ejecución de los programas de variedades y de fertilizantes desarrollados a partir de los miles de ensayos de campo llevados a cabo en los últimos 75 años de investigación agrícola aplicada.

3. FTC: “Si fuera gerente de uno de esos ingenios hiciera lo siguiente: l. Visitara los mejores ingenios de Perú, Colombia y Honduras y llegara a un acuerdo con el más eficiente, para aplicar aquí el mismo sistema. 2. Conversara con la empresa Cosmoagro de Colombia, que representa FERSAN y llegara a un acuerdo de tecnología. 3. Comenzara la agricultura de precisión con las mejores tierras irrigadas y aplicaría la Gerencia por Resultados”.

A través de los años, y con asidua continuidad, los técnicos del Central Romana realizan viajes de estudios y conocimientos a todas y cada una de las industrias de importancia en el mundo. Además mantenemos acuerdos de trabajos con algunas de ellas. Por demás, somos visitados continuamente por grupos de importancia ligados a la industria azucarera en busca de ampliar sus conocimientos. En vista de las características agroecológicas particulares del Central Romana descritas anteriormente nuestra empresa ha desarrollado un programa tecnificado de producción de variedades de cañas que se adapten a las condiciones particulares de la zona, con una inversión que sobrepasa 1.5 millones de dólares.

Actualmente estamos invirtiendo 700,000.00 dólares en un nuevo laboratorio de meristemos, en asociación con una reconocida empresa de USA.

Debemos señalar que el Central Romana produce anualmente alrededor de 150,000 variedades nuevas de caña, las cuales se someten a un proceso continuo y riguroso de selección. Después de producir más de 9,000.000 de variedades de caña a través de los años, podemos lucir con orgullo un hito tecnológico, muy pocas veces repetido a nivel mundial, de que casi la totalidad de las variedades sembradas en el Central Romana y en el país llevan las siglas “C.R.”, que simbolizan la dedicación, el trabajo y el progreso de un productor privado de azúcar establecido por más de un siglo.

Somos el único ingenio en el mundo que mantiene un programa propio de producción de nuevas variedades de caña, entre las cuales 22 han tenido colocación comercial para su siembra en tierras de distintos países.

A pesar de que algunos de los factores descritos puedan causar desaliento, en Central Romana se convierten en sinónimo de desafío y reto. Es por eso que podemos exhibir resultados exitosos al final de cada zafra, como por ejemplo en el 2013 se molieron más de tres millones doscientas mil toneladas de caña para una producción superior de cuatrocientas mil toneladas de azúcar, cerca de ciento ochenta mil toneladas cortas de azúcar refino, y más de 20 millones de galones de melaza.

Es oportuno consignar que somos la más productiva industria azucarera de toda el área del Caribe.

Agradeciendo su atención a nuestra correspondencia, le saluda, con sentimientos de alta estima.

Atentamente,
Francisco A. Micheli V.
Vicepresidente de Relaciones Públicas y Comunicaciones.


elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir