martes, 8 de julio de 2014

FELABEL teme por la vida de sus dirigentes tras declaraciones del Jefe de la Policía

Documento leído en rueda de prensa de distintas organizaciones de la UASD realizada en la Facultad de Medicina de dicha casa de estudios.

En la rueda de prensa, además del Frente Estudiantil de Liberación Amín Abel (FELABEL), participaron los grupos estudiantiles Renacer Uasdiano, Espacio de Refexión y Acción (era), Frente Independiente Estudiantil Revolucionario (FIER), Frente Amplio de Lucha Popular (FALPO), Juventud Patriótica Nacional (JUPANA) y el Milenio Verde (MIVER), así como el Frente de Trabajadores Narciso González y la Corriente de Empleados “Freddy Valdez”.

Rafael Cabrera, Secretario General Nacional del FELABEL, sirvió de vocero al grupo de organizaciones de la UASD. A continuación, el contenido completo del documento, en el que piden garantías para la integridad física y la vida de los dirigentes del crupo estudiantil FELABEL, ante las declaraciones ofrecidas por el Jefe de la Policía, el General Manuel Castro Castillo, y el Procurador General de la República, el Dr. Domínguez Brito.

Ante la sentencia del Tercer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional y las respectivas declaraciones por parte del Procurador General de la República, el Dr. Francisco Domínguez Brito, y del Jefe de la Policía Nacional, General Manuel Castro Castillo, quienes en un tono propio del balaguerato se han manejado en torno al tema queremos expresar lo siguiente:

En primer lugar, rechazamos de manera categórica el calificativo avieso de delincuentes a los estudiantes de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y dirigentes del FELABEL, que durante un año y tres meses, y de forma arbitraria e injusta, han estado encerrados en la cárcel de La Victoria, por parte del Jefe de la Policía Gral Manuel Castro Castillo.

También, las declaraciones del Procurador Domínguez Brito, el cual calificó de “débil e inaceptable” la condena de 10 años de prisión a Héctor Eduardo Pichardo, joven estudiante de Ingeniería Civil de la UASD, cuando al igual que los demás inculpados en la lamentable muerte del coronel Julián Suárez Cordero y que mediante la sentencia el tribunal ordenó su libertad, no existe ni media prueba que lo vincule a tan lamentable hecho. 

Con ese tipo de declaraciones, tanto el General Castro Castillo como el Procurador Domínguez Brito, además de exceder sus funciones e irrespetar el Poder Judicial, siembran odio e incitan a sus subalternos a actuaciones contrario a la ley, el ordenamiento jurídico, la Constitución dominicana y los Derechos Humanos en sentido general,

Todos sabemos que la Policía Nacional, que mantiene la práctica balaguerista y trujillista, toma atribuciones que le competen a los tribunales de la República, decide quien es culpable o inocente, y la forma iracunda como el General Castro Castillo ha reaccionado a la sentencia que favorece a los dirigentes estudiantiles presos, sentimos que prepara las condiciones para justificar una más de sus acostumbradas ejecuciones extrajudiciales, contando con el concierto del Procurador Domíguez Brito.

Como funcionarios, el Jefe de la Policía y el Procurador de la República, responden al presidente de la República, por lo que Danilo Medina debe detener el plan macabro que ponga en peligro la integridad física y la vida de los dirigentes del FELABEL, porque advertido esto y de no hacerlo, quedará como el responsable principal de cualquier desacato.

Deploramos el rol que viene jugando el Ministerio Público, de ser instrumento de la Policía Nacional en sus investigaciones manipuladas y acusaciones alegres, infundadas e irresponsables, al mismo tiempo que hacemos un llamado a que reflexionar y entender, que las personas inocentes acusadas falsamente y muchas veces encerradas por meses y años, quedan marcadas por procesos que resultan traumáticos,

Tanto nuestros compañeros, sus familiares, y la familia del hoy occiso coronel suarez cordero, todos hemos sido victimas de la practica irresponsable del Ministerio Público y la Policía Nacional.

La Procuraduría Nacional de la República, con el Dr. Francisco Domínguez Brito a la cabeza, antes que atacar a decisiones emanada diáfanamente de un tribunal, debería revisar la actuación de la Fiscalía del Distrito Nacional y su incumbente la Licda. Yeni Berenice Reinoso, y sobretodo, haber ordenado una investigación real de la muerte del coronel Julián Suárez Cordero, manejando la tesis de que el oficial fue una víctima de sus propios compañeros de armas.

Consideramos una victoria parcial la sentencia emanada del Tercer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, que ordenó la libertad de Diógenes Gutiérrez, Víctor Alfonso González, Wilson Dalcier Javier Nicasio, y Eddy Giovanni Bonilla, entendiendo que con ella se desmantela las acusaciones infundadas y carentes de base legal del Ministerio Público y la Policía Nacional.

En lo referente a la condena de nuestro compañero Héctor Eduardo Pichardo Hernández, diferimos categóricamente, puesto que en ningún momento se ha presentado prueba alguna que lo implique al asesinato del coronel Suárez Cordero.

Coherente con esto la honorable magistrada Arlyn Ventura, explicó en el tribunal su voto disidente con la condena a Pichardo Hernández, expresando que solo se tomó en cuenta para aplicar 10 años de prisión a este joven las declaraciones del testigo José Alberto Benzant Belliard, quien dijo que el inculpado estaba encapuchado, pero que lo reconoció porque “siempre llevaba un bulto verde”, lo que para la jueza disidente no constituye por si solo una prueba, diferente a si lo hubiese visto en el momento que se ponía la capucha o escuchado hablar.

Si lo que verdaderamente se clama es justicia, bajo ninguna premisa debe mantenerse a un ciudadano cumpliendo condena por un hecho que no ha cometido por lo que apelaremos la sentencia a los fines de que sea puesto en libertad nuestro compañero Héctor Eduardo Pichardo, como también responsabilizamos al Jefe de la Policía Manuel Castro Castillo, al Procurador Domínguez Brito y al presidente Danilo Medina de lo que pueda pasar a nuestros compañeros.


elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir