martes, 16 de diciembre de 2014

ORIENTACION CIUDADANA A propósito del período navideño

Por Dr. Brígido Ruíz


Nuestra gente tiene una confusión con el horario para el servicio o expendio de bebidas alcohólicas. Piensa que en los límites de ese tiempo puede hacer fiestas con música alta, ruidos, escándalos o contaminación sónica en general. 

Quiero edificar a la ciudadanía en el sentido de que la contaminación sónica (música, bocinas y ruidos) está prohibida las 24 horas del día, por la Ley de Medio Ambiente, de Salud, de Policía, Municipal y otras. 

Si estas disposiciones legales no se aplican y esto trae pleitos, caos, contiendas, violencias, agresiones, insomnios, desesperación, estrés, infartos, discusiones, enemigos, reyertas, riñas y hasta muertes, es culpa de los funcionarios encargados de hacer cumplir las leyes. 

Una cosa es usted poder vender o distribuir bebidas alcohólicas hasta un horario determinado y otra muy distinta es la vecindad afectada y escandalizada por la contaminación sónica, sin importar la hora en la mañana, tarde o noche, en violación a las normas de convivencia pacífica a que tiene derecho la sociedad. 

Ni los vecinos ni las autoridades pueden autorizar los ruidos más allá de los parámetros establecidos, pues se trata de un problema de salud ciudadana (un derecho fundamental) que el estado tiene que preservar. 

Si usted está siendo afectado por esta situación, reclame la intervención de las autoridades sin importar la hora.

elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir