lunes, 22 de junio de 2015

LA MENTE HUMANA Y EL NEUROMARKETING POLITICO PARTE 3

Lic. Juan Francisco Melo


La mente humana puede definirse como el emergente del conjunto de procesos conscientes y no conscientes del cerebro que se producen por la interacción y comunicación entre grupos y circuitos de neuronas que originan tanto nuestros pensamientos como nuestros sentimientos. 

Si bien las discusiones sobre la relación mente cerebro son dinámicas y se abordan incluso en el campo de la religión y la filosofía, los especialistas en neurociencias no ponen en discusión en cuanto a que la mente tiene una base física y que esa base es el cerebro.

Como podemos ver, la mente y el cuerpo no constituyen elementos separados, por el contrario la base y soporte de la mente es el cerebro.

2-2-1 Los tres niveles cerebrales


Cerebro Pensante 

Cerebro Reptiliano 


Estos niveles se conocen como sistema reptiliano, sistema límbico y cerebro pensante.

El Cerebro Reptiliano: Es la zona más antigua y se localiza en la parte baja y trasera del cráneo.

En el centro de este sistema se encuentra el Hipotálamo, que regula las conductas intuitivas y las emociones primarias, tales como el hambre, los deseos sexuales y la temperatura corporal.

El cerebro reptiliano basa sus reacciones en lo conocido y no en lo proclive a ninguna acción de innovación .Por eso este cerebro es intuitivo y una campaña política se puede realizar sobre la seguridad ciudadana, la importancia del medio ambiente, salud, educación y economía. El ciudadano reptiliano, ya que el hipotálamo se regula por la conducta intuitiva y tiende a proteger las emociones primarias del individuo cuando hay algún tipo de inseguridad. 

Sistema Límbico: Se conoce como el sistema de las emociones. Entre las principales estructuras que lo integran se ubican el Hipocampo (que cumple una función muy importante en el aprendizaje y la memoria) y la amígdala, que disparan el miedo antes ciertos estímulos y desempeñan un rol activo en nuestra vida emocional. 

El Sistema Límbico ayuda a regular la expresión de las emociones y tiene un importante papel en la fijación de la memoria emocional. 

Esta zona del cerebro tiene una modalidad de funcionamiento no consciente.

Cerebro Pensante: Denominado también Neocortex, es el resultado más reciente de la evolución del cerebro. 

El cortex es la sede del pensamiento y de las funciones cognitivas más elevadas, como el razonamiento abstracto y el lenguaje. Contiene los centros que interpretan y comprenden lo que percibimos a través de los sentidos.

El predominio de uno y otro nivel cerebral suele variar entre personas.

Ejemplo: Si un individuo basa gran parte de su vida en el razonamiento lógico (Actúa bajo las directrices de su hemisferio izquierdo), tendera a mantener distancia de sus emociones, ejerciendo un excesivo control sobre el sistema límbico, que no se permitirá desarrollar una vida afectiva plena.-

En cambio, si el individuo es excepcionalmente emotivo, sus impulsos pueden ocupar todo el espacio sin que la función evaluadora y analítica del cortex pueda intervenir.

Por esta razón hay que trabajar en una campaña política en las emociones del elector para no permitir muchos análisis y la decisión de votar sea casi automática.




elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir