lunes, 3 de agosto de 2015

NEUROMARKETING Y EL TACTO PARTE 8

Lic. Juan Francisco Melo


El tacto es un sentido que se debe tener muy en cuenta en los estudios sobre el comportamiento del consumidor. 

No debemos olvidar que la atracción por un producto entra por los ojos, pero es el hecho de formar contacto el que determina la compra, es decir, el juicio del ojo se corrobora con el juicio de la mano. 

El sentido del tacto es el menos apropiado por muchos estudiosos, o quizás poco entendido, a pesar de ser la forma de comunicación física más intensa de que disponemos, no obstante, puede ser estimulado. 

Dado que la experiencia indica la importancia de este canal de comunicación, entender los aspectos del marketing táctil nos dará sorprendentes satisfacciones tanto a los clientes internos como externos de las organizaciones.

El sentido del tacto está localizado en la piel, que es el órgano más extenso del cuerpo humano y el de mayor sensibilidad táctil. 

Esta mide en los adultos cerca de 2 metros cuadrados, pesa más de 5 kgs. y cuenta con 4 millones de receptores para percibir el frio. Además, su capa externa, llamada epidermis, se renueva en forma constante y así se auto restaura del desgaste natural, ofreciendo un piloto o cobertura que no permite el ingreso del agua, microbios, polvos o rayos del Sol nocivos para el cuerpo, contribuyendo con ello al mantenimiento de la calidad de sistema táctil. 

Puede recibir las impresiones producidas por las 500 mil sensaciones táctiles que permiten apreciar la forma de los cuerpos y las asperezas o rugosidades que estos presentan. 

A través del tacto percibimos la temperatura de los cuerpos, diferenciamos lo húmedo de lo seco, sentimos la briza del viento, distinguimos lo suave de lo áspero, la viscosidad y la adhesividad, así como la consistencia de los alimentos durante el proceso de masticación. 

El sentido del tacto es sumamente importante para todo ser humano.

Se considera el tercer cerebro, fuera del que tenemos en la parte superior de nuestro cuerpo, y del que está en el aparto digestivo. Es tan sensible que no se necesita tener los ojos abiertos para identificar los objetos, su forma, su textura y la sensación que producen.

Algunos estudios han demostró que la falta de contacto físico genera personas neuróticas, con una menor probabilidad de llegar a la vejez, e individuos aislados con enfermedades mentales que lo han llevado, en muchos casos, a la depresión y el suicidio.-

El primer sentido que desarrollamos es el tacto, junto con el olfato, cumple con un papel importante en el relacionamiento con el mundo que nos rodea.

La inspección táctil del producto es determinante, en muchas ocasiones, es el aspecto que decide que se realice la transacción. Para mayor parte de los consumidores, la inspección personal del producto es un requisito previo a la compra.

Antes de adquirir un producto el consumidor promedio, debe por lo menos, tocarlo, no importa si es un aguacate maduro, es un pescado o un coco seco.

Tiene que tocarlo, aunque se sumerja un dedo en el aguacate.

Para efectuar la compra de un mueble para su casa y oficina, por ejemplo, el cliente toma en consideración, en primer lugar, lo que llama su atención por los ojos, luego, antes de decidir la compra, pide probarlo y apreciar la comodidad, analiza cómo se acomoda al cuerpo, pasa las manos para percibir la textura de la tela y entonces es cuando toma la decisión de comprar o no comprar.

Los indicadores textiles tienen un significado simbólico. En el mercado textil, por lo general, las personas asocian la textura de las telas como cualidades fundamentales del producto, las telas más suaves se relaciona con lo fino y delicado, también con lo femenino, en cambio, la áspera suelen relacionarse con el hombre.

El tacto ha demostrado ser un factor a considerar tanto en las interacciones personales como comerciales. Este aspecto llama cada vez más la atención de los empresarios y los políticos, que comienzan a preocuparse por lograr ambientes agradables, con una temperatura cercana a los 23º Celsius. 

Por lo tanto el marketing debe tomar en cuenta todas estas consideraciones al momento de competir y buscar creativamente elementos diferenciadores al ofrecer tanto un servicio como un producto. 

El sentido del tacto es más utilizado por el género femenino que por el masculino, en virtud de que las acciones manifiesta de afecto coinciden mas con el lenguaje comunicacional femenino.

Ellas gustan más de tocar, acariciar, abrazar, y besar, todo esto es más natural para este género y no necesariamente lo vincula con temas sexuales, simplemente es demostración de afecto. 

¡“Por favor, no tocar”!______ Por favor, No toque.


Estas son las leyendas que encontramos con frecuencia o una advertencia que solemos hacer a nuestros hijos pequeños.

Sin embargo, lo que hacemos cada día de manera no consciente es tocar casi todo.

Cuando experimentamos una sensación a través del tacto, la información se transmite por el sistema nervioso hasta la medula espinal y desde allí, a una zona de la corteza cerebral, donde se procesa e interpreta. 

Por esta razón el contacto físico en una campaña política es tan importante, porque el cerebro se identifica con ese candidato y siente una simpatía con solo un abrazo que ha recibido de un político, se debe abrazar mas a los electores para tener mejores resultados y hacer cambio de una mala percepción de un determinado candidato.



elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir