lunes, 9 de noviembre de 2015

La deuda del sector privado

Por José Luis De Ramón
Socio Director


Para un país, que la deuda del sector privado aumente como porcentaje del PIB puede ser una buena o una mala noticia.

Cuando a una empresa le va bien y crecen sus ventas, lo normal es que también aumente su nivel de deuda. A excepción de que tenga unos márgenes extraordinarios, la generación interna de efectivo no provee flujos suficientes para financiar el aumento en el capital de trabajo necesario para sostener ventas crecientes, por lo que debe recurrir a financiamiento de terceros.

Cuando a una empresa le va mal y tiene pérdidas, para financiar las mismas también suele aumentar sus deudas, entrando en círculo vicioso hacia la quiebra.

En el pasado World Economic Forum, una preocupación externada por la mayoría de los expertos fue el aumento del crédito del sector privado en las naciones emergentes, en contraste con la reducción manifestada en los países desarrollados tras la crisis (particularmente en la zona euro).


En la República Dominicana, la situación parece estar dentro de parámetros aceptables: la deuda crece más rápido que el PIB, pero no excesivamente; y el ratio de deuda del sector privado sobre el PIB es baja. De un 23% en el año 2000 hemos pasado a un 26.5% en el 2014.

En contraste, la deuda del sector privado como porcentaje del PIB en 2014 fue de 141% en China, 69% en Brasil, 59% en Rusia y 51% en la India. El promedio de América Latina y el Caribe fue de 53%.


elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir