sábado, 2 de enero de 2016

¿UNO DE ENERO O PRIMERO DE ENERO?

Tomado del facebook del profesor Domingo Caba Ramos.

El caso resulta un tanto curioso. Para designar el primer día del mes, en América se emplea el adjetivo ordinal “primero” (primero de enero, primero de mayo…) ; mas cuando se trata de los demás días, se usa entonces un cardinal (dos de enero, tres de mayo, cinco de junio…)

En España, por el contrario, es más común el uso del cardinal ‘uno’ para denominar el día que inicia cada mes (uno de enero, uno de mayo, uno de junio…)

Asumiendo incorrecta la forma americana (primero de enero, primero de febrero, etc.) es cada vez más frecuente, en el mundo hispanoamericano, emplear la forma española (uno de enero, uno de febrero, etc.) para referirse al primer día del mes, por entender que si se utiliza un ordinal para referirse a este día, lo mismo debería hacerse con los días restantes, hecho que en el uso cotidiano de la lengua no sucede. Pero independientemente de esta y otras interpretaciones, lo cierto es que según el criterio académico, una y otra forma (uno y primero) son válidas. La simple diferencia radica en que la primera (uno de enero, uno de febrero, etc.) es normal en España, mientras que la segunda (primero de enero, primero de febrero, etc.) es una forma característica del español de América.