lunes, 1 de febrero de 2016

¡Increíble…!

Por BRÍGIDO RUÍZ


¿Amor o interés?

No entiendo porqué la mayoría de los dominicanos hace de la “llegada o ida” de alguien que reside en el extranjero un acontecimiento, una locura, algo insólito. Para ir al aeropuerto a esos fines hasta piden permiso en el trabajo, se suman todos los familiares y se añaden vecinos, alquilan guaguas, hacen videos y cientos de fotos.

De las primeras reacciones con “el llegado” son abrazos, besos, lágrimas casi siempre de “cocodrilos” y sobre todo el despreciable “qué me trajiste”; y le siguen sancochos, cervezas, escándalos en la vecindad y rumba y rumba, hasta agotar la reserva vacacional del viajero, que finalmente se “jartó o satisfizo” del “tumba polvismo dominicano” y los brindados placeres, dentro de los cuales muchas veces se incluyen sexuales y consumo de narcóticos. Nada se razona ni importa de si el dinero o los chelitos, las cadenas, la ropa y demás, han sido producto del delito o trabajo digno!

A veces las borracheras, desenfrenos, orgías y excesos son tantos, que aceleran el regreso del familiar o visitante…

Producto de estas ignorancias he visto familias enteras morir en accidentes, buscando o llevando allegados al aeropuerto.

Sabemos que muchos de estos vacacionistas ensamblan sus viajes para acá con préstamos de dinero, alquiler de prendas y vestuario, en una torpe simulación con la que tratan de lograr adhesión, sobre todo de un segmento de la población que ignora la realidad que viven esas personas. Luego viene la resaca y estrés pos vacaciones y la tragedia de iliquidez, penurias y escasez, que no le permiten ni hacer llamadas a sus familiares o visitados…

Las personas organizadas, de formación y solvencia cultural, no se envuelven en ese tonto festín y normalmente llegan y se van en un taxi, previamente contratado por internet u otros medios, sin fastidiar o causar molestias a nadie, resultando más económico y seguro… apliquemos esa receta o por lo menos en alguna medida moderemos ese accionar!


elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir