lunes, 7 de marzo de 2016

Terrero propone reorientar la política antidrogas

“Si seguimos haciendo lo mismo que hace cien años, vamos obtener el mismo resultado: ninguno”, dice el funcionario


Santo Domingo.- El director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (CONAVIHSIDA), doctor Víctor Terrero, propuso que se reoriente la política antidrogas del país para lograr mayores resultados.

“Si seguimos haciendo lo mismo que estamos haciendo hace cien años, vamos obtener el mismo resultado, es decir, ninguno”, enfatizó.

El funcionario intervino en la III Reunión Ministerial sobre el Problema Mundial de las Drogas, organizado en el país por la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Terrero planteó la necesidad de “sincerar” la lucha contra las drogas y hacer más énfasis en la prevención y menos en la represión.

Citando datos de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Drogas y el Delito (UNODC), aseguró que por cada dólar dedicado a la prevención, los gobiernos se ahorran 10 dólares en cuanto a costos de salud, justicia, policía, sin olvidar el menor sufrimiento de las comunidades.

“Necesitamos políticas abiertas, sinceras y decididas, que tengan un enfoque integral y no solo represivo, para poder cambiar la situación actual”, adujo.

Favoreció la modificación de la Ley No. 50-88, sobre Drogas y Sustancias Controladas para que los consumidores sean tratados como enfermos y no como delincuentes.

“También es necesario combatir el estigma y la discriminación, y proteger los derechos humanos de los usuarios de drogas”, observó.

Drogas y VIH

Terrero alertó sobre los riesgos de contraer el VIH a través del consumo de drogas intravenosas. 

Reveló que la prevalencia de VIH entre los usuarios de drogas en el país es de 3 por ciento, según estimaciones de la Segunda Encuesta de Vigilancia de Comportamiento con Vinculación Serológica del 2012).

“La prevalencia de VIH más alta se ha reportado en Santo Domingo, con 4.8 por ciento por ciento, seguido por Santiago, con 3.3 por ciento, Barahona, con 3.3%, La Altagracia, con 2.1 por ciento, y Puerto Plata, con 1.3 por ciento”.

informó también que la prevalencia de sífilis entre usuarios de drogas es de 12.8 por ciento en La Altagracia, 9.2 por ciento en Puerto Plata, 7.2 por ciento en Santo Domingo, 6.6 por ciento en Santiago, y Barahona 5.2 por ciento. 

El director del CONAVIHSIDA recomendó fortalecer y ampliar los programas de reducción de daños, implementando medidas que ayuden a mitigar las consecuencias sociales y de salud del consumo de drogas.

“Hay que insertar el componente de uso de drogas en el marco de las intervenciones de prevención y atención a poblaciones clave, como los gays, trans y otros hombres que tienen sexo con hombres y las trabajadoras sexuales”, observó.

Expresó que es necesario crear oportunidades a las personas que hayan sido víctimas de adicción para poder integrarlas a la sociedad. 

Sonia Matilde Eljach Polo, Asesora para la Revisión de Políticas de Drogas en Colombia, al identificarse con el enfoque del doctor Víctor Terrero, indicó que la evidente relación entre drogas inyectables y VIH es suficiente para que en la región latinoamericana se establezcan políticas de reducción de daños.

“Hay que considerar políticas de reducción de daños que sean realistas”, puntualizó.

Dijo que el tema de drogas está directamente ligado al derecho a la salud de las personas y que ese enfoque debe considerarse en las políticas y programas antidrogas.

Javier Andrés Flores Henao, director de Políticas contra las Drogas de Colombia, consideró que las políticas de lucha contra las drogas deben orientarse en gran medida a los consumidores.

“En vez de estigmatizarlos, a los consumidores hay que apoyarlos para evitar que la situación llegue a convertirse en una emergencia”, precisó.

Felipe Ladislao Cáceres, viceministro de Defensa Social de Sustancias Controladas de Ecuador, consideró esencial tomar en cuenta la relación del VIH con el consumo de drogas.

“Compartimos las preocupaciones del CONAVIHSIDA sobre el tema de drogas y salud, y consideramos importante implementar programas de reducción de daños”, indicó el representante de Ecuador.

Dijo que en la experiencia ecuatoriana, la sociedad civil ha jugado un papel de primer orden en ese sentido.

Raul Pollak, embajador de Uruguay, dijo que hay que probar un enfoque más integral en la lucha contra las drogas.


elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir