martes, 14 de marzo de 2017

El costo de la inseguridad ciudadana

Por: Nassim José Alemany
Socio de Economía


Usualmente, cuando pensamos en los factores que afectan el clima de negocios en el país, nos enfocamos en los costos laborales, el deficiente y caro sistema eléctrico, la burocracia institucional, los altos impuestos, la concentración de los mercados, los bajos niveles educativos, la corrupción y la baja calidad de la salud. Pero, pocas veces pensamos en cómo incide la inseguridad ciudadana en los negocios.

La semana pasada, la Asociación Nacional de Jóvenes Empresarios (ANJE), junto con FINJUS y USAID, presentaron los resultados del estudio “Reflejo de la Inseguridad Ciudadana en el Clima de Negocios”.

Deloitte estuvo a cargo del levantamiento, procesamiento y análisis de los resultados de las encuestas realizadas para el estudio. El mismo presenta importantes hallazgos que ayudan a cuantificar el impacto que ha tenido la inseguridad ciudadana sobre los negocios, así como las sugerencias de expertos del sector público y privado sobre las medidas y rutas a seguir para mejorar el sistema.

El 45% de las empresas encuestadas dijo haber sufrido algún tipo de acto delictivo en los últimos años, y de esas, a casi un 80% le pasó más de una vez. El delito más común es el robo, seguido por la estafa, la falsificación de documentos, y los daños a la propiedad física.

En el gráfico presentamos un desglose del promedio del gasto corriente anual en seguridad, según el tamaño de la empresa, en base a su nivel de facturación. Se hace una segmentación importante del nivel de gasto si la empresa ha sufrido o no algún delito.

Los números revelan que una microempresa, cuya facturación anual no excede los RD$6 millones, destina al año entre un 3% y un 6% de sus ingresos, como gasto en servicios de seguridad. Los servicios más comunes son seguridad privada (vigilantes), alarmas, cámaras y transporte especializado.

Una empresa pequeña, que factura anualmente entre RD$6 y RD$40 millones, destina de 2.3% a 2.7% de sus ingresos a los servicios de seguridad. Las empresas más grandes, destinan menos del 0.5%.

Para poner esos números en contexto, el gasto promedio de nómina para una empresa en RD, según las declaraciones de los contribuyentes a nivel agregado, ronda entre un 7% y un 14% de sus ingresos anuales. O sea, que una microempresa que haya sido víctima de algún acto delictivo, podría estar gastando anualmente lo mismo en nómina que en servicios de seguridad.