lunes, 7 de noviembre de 2011

MECANISMOS EFECTIVOS DE PROTECCIÓN A DENUNCIANTES, VÍCTIMAS Y TESTIGOS DE CORRUPCIÓN IMPIDE FRENAR LA IMPUNIDAD‏

EN SAN JOSÉ, COSTA RICA.- La alianza Dominicana Contra la Corrupción, ADOCCO, dio a conocer las conclusiones de la Segunda Edición del Foro de América Central y República Dominicana por la Transparencia, reunidos en la ciudad de San José de Costa Rica los días 2 y 3 de Noviembre de 2011, con participantes, provenientes de gobiernos, parlamentos, poderes judiciales, órganos de control, organizaciones de sociedad civil, sector privado, gobiernos municipales, y medios de comunicación, entre otros.

El evento que por dos ocasiones participa la organización de la sociedad civil fue inaugurado por el Vicepresidente de la Republica de Costa Rica, ante la presencia del Víctor Hugo Barnica Alvarado, Vicepresidente de la Republica de Honduras, estando la bienvenida a los asistentes a cargo de José Enrique Castillo Barrantes, Ministro de Relaciones Exteriores y Culto de Costa Rica, donde se acordó: Confirmar la pertinencia de este espacio de debate y concertación que facilita la implementación de una agenda compartida de transparencia en América Central y la República Dominicana; Enriquecer esta agenda regional multisectorial mediante la integración de nuevos desafíos y la formulación de nuevas propuestas de acción basadas en los principios de colaboración y corresponsabilidad entre actores clave de las sociedades centroamericanas; Constatar que esta agenda está motivando avances en materia legislativa, de política pública, de empoderamiento de actores de la sociedad, y de implementación de mecanismos y buenas prácticas a nivel nacional y regional.

El tema central del Foro se concentró en la relación entre transparencia e inseguridad, atendiendo dos factores originarios: el crecimiento imparable de los índices de delincuencia y de los niveles de expansión del crimen organizado en la región, y la necesidad de fortalecer con un enfoque de transparencia los esfuerzos nacionales y regionales que lideran los gobiernos en materia de combate a la inseguridad.

Julio cesar De la Rosa Tiburcio, que represento la entidad, informo que desde la perspectiva del Foro las estrategias para enfrentar la inseguridad y el crimen organizado deben incluir de manera prioritaria tres áreas de acción: Primero, en materia de justicia, eliminar los altos niveles de impunidad que caracteriza la región, mediante el impulso de procesos de reforma judicial que atiendan tanto la mejora de la administración como el afinamiento de los mecanismos de acceso a la justicia. Dentro de estos procesos de reforma, resulta fundamental aplicar enfoques de transparencia y lucha contra la corrupción como una forma de reducir los riesgos de captura de los órganos judiciales por parte del crimen organizado en sus diferentes expresiones.

Segundo, para una efectiva lucha contra la corrupción y reforma de las instituciones y cuerpos de seguridad es fundamental explorar nuevos modelos de gestión de la seguridad que propicien su profesionalización e incorporen mecanismo de control social y participación ciudadana. Además, es necesario promover la dignificación de la función policial y el diseño de esquemas de incentivos inteligentes que premien el trabajo en equipo. Todo ello debe darse en el marco de un profundo respeto de los derechos y garantías individuales, así como de la independencia entre poderes y órganos estatales, todo en el marco del Estado de Derecho. 

Tercero, los esfuerzos de captura del estado en la región comienzan en buena medida con la penetración de dineros ilícitos en el financiamiento de los partidos políticos y las campañas electorales. Si bien se reconoce que en materia de regulación hay avances significativos especialmente en materia de control y fiscalización de las contribuciones privadas, resulta importante fortalecer las capacidades normativas, institucionales y procedimentales de los órganos fiscalizadores y de los mismos partidos políticos para informar y gestionar de manera transparente su financiamiento privado y rendir cuentas de manera oportuna. Resulta también fundamental estimular la expansión de las capacidades ciudadanas de monitoreo a los regímenes de financiamiento, así como sus capacidades para influir en el mejoramiento de los marcos normativos e institucionales.

Por otro lado se reitera el rol fundamental de los medios de comunicación como difusores de información, transmisores de valores y fiscalizadores de la función pública. Asimismo, se manifiesta la necesidad de que estos desarrollen su papel en un contexto que propicie mayor pluralidad, diversificación de formas de acceso y generación de marcos de libertad y responsabilidad.

Se destaco el naciente involucramiento e interés del sector privado en la lucha contra la corrupción, incentivándolos a organizarse y articularse a nivel regional, como actor corresponsable y propositivo en el diseño e implementación de estrategias efectivas de promoción de la transparencia.

“Nos preocupa el limitado avance en materia de normas, procedimientos y mecanismos efectivos de protección a denunciantes, víctimas y testigos de corrupción, lo cual impide frenar la impunidad y desarticular las redes de corrupción enquistadas en distintas esferas de nuestros estados. Invitamos a las instituciones responsables en esta materia a desarrollar un esfuerzo conjunto y coordinado a nivel regional que logre en el más corto plazo posible alcanzar las mejores prácticas en esta materia”. Concluyo.

Después de agradecer de manera efusiva al Gobierno y al pueblo de la República de Costa Rica por su hospitalidad y voluntad de celebrar esta Segunda Edición, así como a las entidades convocantes y auspiciantes de este Foro, fue anunciado la invitación del Gobierno de la República de Honduras a celebrar en su país el Tercer Foro de América Central y República Dominicana por la Transparencia en el año 2012, esperando nosotros que la cuarta versión sea en la Republica Dominicana. Termino diciendo de la Rosa Tiburcio.
 

elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir