lunes, 16 de julio de 2012

CHÁCHARAS: DE ATRACADORES A CORREDORES DE CAMPO Y PISTA


Por Henry Osvaldo Tejeda Báez

Como el gobierno nuestro no le gusta invertir un centavo en la formación de atletas de ninguna de las categorías existentes, yo le aconsejaría al gobierno que hiciera redadas en los barrios marginados de la capital dominicana, que es donde se encuentran los mejores corredores del país.
Cada vez que haya competencias internacionales como olimpíadas, el gobierno debe tirar a las calles a cientos de policías par que arresten a cientos de atracadores callejeros, llevándolos luego a un lugar dispuesto previamente para su depuración (no dije soltarlos). Los que están mal comidos, que supongo que será el 99 por ciento, serán bien alimentados y se mantendrán en cuarentena, aislados del resto de los demás competidores.
El gobierno no tendrá que invertir gran cosa para la preparación de esos atracadores, perdón, futuros corredores profesionales, porque esos sujetos vienen entrenados de fábrica, es decir, es lo que precisamente hacen correr, "mandárseles" a la policía luego de hacer sus fechorías.
Cuando cada corredor de esos gane una medalla en el extranjero, el gobierno deberá gratificarlo, ya sea con una casa, una pensión consistente en un sueldo o, ponerlos a trabajar en cualquier institución del Estado. Así  se mantendrían a la vista de la policía y dispuestos a correr cuando se les llame.
El único problema que yo veo que puede ocurrir es, que esos atletas ex atracadores, para poder correr con velocidad tienen que ser "incentivados", es decir, deben tener una patrulla de policías corriendo detrás de ellos aunque sea de manera simbólica, pues ellos aprendieron a meter velocidad (en lenguaje automotriz se dice, poner el overdrive), con varios policías persiguiéndolos.
Creo que eso se puede hacer sin desmedro del gobierno, pues estoy seguro de que las críticas de la oposición a tan original y rara manera de entrenar atletas, no se harán esperar. Empezarían más o menos así: 
"¡Miren que gobierno mas desvergonzado!, vean como es que piensa que esos "mal comíos" atletas piensa ganar medalla, metiéndoles miedo a los atletas, con policías corriendo detrás de ellos "mentándoles" sus madres y tirándoles balazos por las patas". 
Si han visto carreras de perros, podrán notar que, para que esos animales les metan ganas a la carrera, les ponen una liebre mecánica (de mentira) para incentivarlos  a que la atrapen pero nunca pueden alcanzarla, porque  la velocidad de la "liebre" está controlada y por mas que corran, jamás podrían alcanzarlas.
Allá es, una liebre simbólica; aquí son, policías reales pero sin intención de meter presos a los corredores.
A las críticas de la oposición en este caso de preparación de atletas al vapor, el gobierno no le debe hacer caso por tanto, es mejor que acuda al cliché de que, "el fin justifica los medios". 

En las más recientes elecciones de Mayo pasado, a Leonel Fernández no le dio vergüenza andar pa'rriba y pa'bajo con el gato Félix, y mucho menos le dio vergüenza tener al podrido y sucio abogado del Diablo de apellido Pincho Gastillo y a sus malévolos hijos como aliados; eso si es vergonzoso. 

Total, si ninguno tiene moral qué importa que lo critiquen una vez más aunque esta vez, por querer hacer las cosas bien, 
A Leonel todo lo tiene sin cuidado, a lo mejor piensa: "Que no me jodan ellos, como quiera dicen".



elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir