sábado, 16 de febrero de 2013

EL FUTURO DE LOS PERIÓDICOS DOMINICANOS


Los periódicos en Internet cada día ganan más espacios en la República Dominicana


Por SAUL PIMENTEL*

Los periódicos en Internet cada día ganan más
espacios en la República Dominicana

SANTO DOMINGO.- El Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL) acaba de ofrecer cifras bastante significativas que han puesto a muchas personas a meditar sobre el futuro de los periódicos impresos de la República Dominicana.

Dice el organismo oficial que aquí hay registradas dos millones de cuentas de internet. Si tomamos en cuenta que algunas de ellas son usadas por hasta cinco personas a la vez, y que hay centros de internet en todos los barrios, se deduce que casi la mitad de la población dominicana tiene ya acceso a este servicio, y que la perspectiva es que haya un crecimiento de las mismas.

Paralelamente hay una creciente tendencia del público a enterarse de las noticias por vía digital, pues es más rápido, más interactivo y lo más importante: gratis. 

Independientemente, no hay que ensuciarse las manos ni esperar a que el ejemplar del periódico de nuestra preferencia llegue hasta nosotros. A través de internet, en cuestión de minutos podemos acceder a muchos periódicos a la vez, tanto de aquí como del extranjero, bien sea a través de la computadora de un escritorio como de un simple teléfono celular. Y además, tenemos la oportunidad de enterarnos de las noticias inmediatamente se producen, sin tener que esperar al día siguiente.

El mercado publicitario

Estos atributos deben hacer variar el mercado publicitario, pues está demostrado que algunos periódicos digitales dominicanos tienen más lectores que muchos periódicos impresos, cuya circulación es cada día menor. 

Esto significa que es más conveniente colocar publicidad en los primeros, no sólo porque el anuncio será visto por mayor cantidad de personas sino también porque los banners de internet tienen la peculiaridad de que permiten al lector dar clic encima de los mismos e ingresar a las publicaciones institucionales de los anunciantes, por lo que la publicidad es mucho más efectiva y, por añadidura, mucho más barata.

La penetración tanto de los medios digitales como de los impresos de circulación gratuita y la crítica situación económica que se registra, han acelerado los problemas de los periódicos tradicionales. 

Ya tenemos noticia de que uno de ellos ha visto reducir drásticamente su captación publicitaria y confronta serias dificultades. Lo mismo ocurre, según se dice, con otro que, a pesar de que ha pasado prácticamente a ser gratuito, no logra captar recursos suficientes y se mantiene circulando por “obra y gracia” de sus propietarios.

Los periódicos tradicionales están, indiscutiblemente, “entre la espada y la pared”. Para no quedar rezagados, algunos han tratado de sumarse a la corriente y reforzar sus ediciones on line. Pero el remedio ha resultado peor que la enfermedad, pues al hacerlo están acelerando su propia destrucción, por el simple motivo de que están dando gratis hoy lo que pretenden vender mañana.

Pregunta obligada

La pregunta que muchos se hacen en los actuales momentos es: ¿Desaparecerán estos periódicos?

Personalmente entiendo que todo dependerá de la capacidad y habilidad que tengan para re-adaptar sus contenidos.

Si desean mantenerse, necesariamente tendrán que abocarse a un periodismo distinto, a un manejo más agresivo de los temas de interés público, lo que significa entre otras cosas hacer mayor ejercicio de la investigación, recurriendo con nuevas formas a la profundidad y a la variedad.

Por carecer de recursos y tiempo para ello, los medios digitales, televisivos y radiales están frenados de la posibilidad de entrar en pormenores de hechos que son noticia y surgen diariamente o que persisten en el anonimato. 

Es la coyuntura que debe aprovechar la prensa escrita, que en la actualidad dedica buen espacio a informaciones que se constituyen en material fiambre por haber sido divulgadas antes por los digitales. En otras palabras: la prensa escrita está publicando mañana casi el 90% de las noticias que han salido hoy en los digitales.

Si hoy la Policía mató a cinco personas, los periódicos del día siguiente no deben (por Dios!!) aparecer desplegando esta noticia, que ya ha sido ampliamente divulgada y hasta comentada por los digitales. En el manejo de este tipo de información los impresos deben ser más creativos y profundos tratando de presentar el hecho de forma diferente y atractiva a los lectores, que ya están enterados del mismo por los digitales.

Otro ejemplo: si hoy los perredeístas se cayeron a tiros en su local principal, no deben esos periódicos salir al día siguiente ridículamente informándolo, sino más bien exponiendo las causas y consecuencias del acontecimiento. (Debo admitir que hace unos dos meses un matutino comenzó a hacer este periodismo de profundidad, pero por razones que se desconocen descontinuó el ensayo).

El tema es apasionante y volveremos sobre él con nuevos argumentos, deseando que a su alrededor se produzca un debate en el que se pronuncien las muchas voces autorizadas que tenemos.

*EL AUTOR es periodista, director del periódico digital ALMOMENTO.NET.



elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir