lunes, 3 de marzo de 2014

Mi grito en febrero, mes del amor y de la patria

Por BRÍGIDO RUÍZ

¡Cuántos robos y atracos! ¡Cuánta droga! ¡Cuántos vagos! ¡Cuántos hogares deshechos! ¡Cuánta infidelidad! ¡Cuánta mentira y engaños! ¡Cuánta depresión y suicidios! ¡Cuántos enfermos mentales en las calles! ¡Cuántas violaciones sexuales! ¡Cuánta pornografía, pedofilia y depravaciones! ¡Cuántas armas y muertes como consecuencia de ellas! ¡Cuántos abogados estafadores! ¡Cuántos médicos haciendo cesáreas financieras, abortos y otros procedimientos que atentan contra la salud y la vida! ¡Cuántos ingenieros adulterando presupuestos para estafar a sus clientes! ¡Cuántas manipulaciones contables y fraudes corporativos! ¡Cuántos economistas farsantes! ¡Cuántos empresarios y comerciantes agiotistas y chupasangres! ¡Cuántos militares y policías al servicio de la maldad y de los vicios!

¡Cuánta impunidad! ¡Cuántos delincuentes deportados! ¡Cuántos delincuentes extranjeros haciéndose pasar como turistas o inversionistas! ¡Cuántos padres y pastores diabólicos! ¡Cuántos maestros casi analfabetos! ¡Cuántos políticos malolientes! ¡Cuántos malos hijos que intentan despojar a sus padres de los bienes que éstos poseen! ¡Cuántos ancianos o envejecientes irrespetados y en estado de total desamparo social! ¡Cuántas injusticias en nuestros tribunales y despachos del Ministerio Público, reflejadas a diario en situaciones desatinadas y carentes del más mínimo sentido de humanidad! ¡Cuántos funcionarios insensibles y arrogantes! ¡Cuánta insalubridad e inseguridad en nuestros hospitales! ¡Cuánta perversidad en nuestras escuelas!

¡Cuántos funcionarios multimillonarios y privilegiados pensionados gubernamentales con mensualidades que superan los cien salarios mínimos! ¡Cuántas leyes incumplidas! ¡Cuántos ministerios e instituciones públicas estableciendo “impuestos y contribuciones”! ¡Cuántos jóvenes, faltos de aspiración y amantes de la vida fácil e irresponsable! ¡Cuánta contaminación ambiental, principalmente por ruido innecesario de elevadísimos decibeles del vehículo anunciador, del vecino desconsiderado, del taller o del colmadón en la zona inadecuada! ¡Cuántas palabras obscenas y vulgaridades en los medios de comunicación y redes sociales! ¡Cuántas órdenes de prisiones incumplidas! ¡Cuánta corruptela y obtenciones de ventajas ilegítimas! ¡Cuánta carencia de recursos en la mayoría de la población para poder satisfacer sus necesidades básicas! ¡Cuántos alistados militares y policías viviendo en condiciones misérrimas! ¡Cuántos infelices compartiendo letrinas!

¡Cuánto clientelismo político! ¡Cuántos coroneles y generales ricos con salarios de peones! ¡Cuánta gente reclamando derechos y no cumple sus deberes! ¡Cuántas fianzas, órdenes de libertad, libertad condicional y absoluciones con “precio” a criminales! ¡Cuántos vehículos que no muestran sus placas y miembros de la AMET cómplices con el desorden en el tránsito! ¡Cuántos motoristas al servicio del atraso y del crimen! ¡Cuántos impuestos se cobran en este país sin que la calidad de los servicios públicos esté acorde con ellos! ¡Cuántos apagones! ¡Cuántos vehículos de alto consumo! ¡Cuántos encumbrados funcionarios públicos, senadores, diputados, síndicos y regidores, que gozan de lujosos sueldos, además de asignaciones económicas especiales para cubrir sus costosos boatos! ¡Cuántas provincias y municipios… y queriendo crear aún más! ¡Cuánta falta de civismo y basura en nuestras calles! ¡Cuánta bebedera, a pesar de que se ganan bajos salarios! ¡Cuánta hipocresía en la lucha contra la violencia intrafamiliar y de género! ¡Cuántas adolescentes madres y embarazadas!…

¡Cuánta gente necesitada de Dios y no le busca!!!


elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir