jueves, 3 de julio de 2014

Califican acusación a estudiantes UASD es "mentirosa, peregrina y llena de odio"

Afirman hubo persecución selectiva y predestinación de culpables


SANTO DOMINGO.- El Tercer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional que preside la Magistrada Natividad De los Santos, cerró los debates del juicio a los dirigentes del FELABEL acusados de la muerte del coronel Julián Suárez Cordero, tras la conclusión de la defensa y las intervenciones de dos de las víctimas y tres de los imputados, dejando el proceso pendiente de fallo para este viernes, 4 de julio, a las 3:00 de la tarde.

El Dr. Tomás Castro, abogado de los imputados Héctor Eduardo Pichardo y Diógenes Isidro Gutiérrez, al cerrar su intervención en el juicio, dijo al tribunal que el proceso dio inicio con un hecho lamentable y conmovedor, la muerte del coronel Julián Suárez Cordero, al tiempo que deploró que tanto la Policía Nacional como el Ministerio Público mal dirigieran las investigaciones, y que al final del proceso no hayan podido probar la acusación ni esclarecer el hecho.

“Desde el mismo momento que ocurrió la muerte del coronel Suárez Cordero, las autoridades de la UASD desarrollaron una ofensiva mediática y fáctica contra el Frente Estudiantil de Liberación Amín Abel (FELABEL), que venía denunciando actos de corrupción y el entonces rector, Mateo Aquino Febrillet, aprovechando la situación, tomó la decisión de borrar de ese centro de estudio, de manera específica, al grupo estudiantil y sus dirigentes”. Dijo el Dr. Castro.

Indicó que el ex-Rector Febrillet ofreció nombres y direcciones a la Policía Nacional, por lo que horas después de ocurrido el hecho, se perseguía a los hoy procesados.

El Dr. Castro observó que a pesar de que se realizaron allanamientos en varios locales, incluyendo en la Federación de Estudiantes Dominicanos (FED) y en Bienestar Estudiantil, ningún dirigentes de estas entidades fueron interrogados ni acusados, solo los dirigentes del Felabel.

El Dr. Castro calificó de “abusiva, infundadas, ficticias, mentirosa, peregrina, llenas de odio” la acusación contra los dirigentes del Felabel, y aseguró que hubo persecución selectiva y predestinación de culpables”, entre otras violaciones.

“En los allanamientos encontraron banderas, afiches, pelucas, un cuchillo, tenis y un tubo, entre otras cosas que no vinculan a los imputados con el crimen. A nadie le dieron un zapatazo, ni lo hirieron con un cuchillo, ni le dieron un pelucazo: no hay cuerpo del delito, el Ministerio Público ha realizado una acusación mendaz”, sostuvo el Dr. Tomás Castro.

Deploró el hecho de que la fiscal titular del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reinoso, públicamente criticara el manejo que dada la Policía Nacional a las investigaciones del caso del coronel Suárez, y que “sucumbiera frente al inmediatismo” policial.

“La Fiscal Berenice sucumbió ante la Policía, que se ha tomado la atribución de decidir quién es culpable y quién inocente, cuando los casos deben llegar a los tribunales, y que abusando sin límites, acusó a los dirigentes del Felabel de asociación de malhechores”, aseveró el Dr. Castro.

Según Tomás Castro, la verdad, de conformidad con la ideología, es la certeza, es un acto sugestivo, “pero la certeza y la verdad no siempre coinciden”, para que haya verdad jurídica tiene que haber una verdad objetiva.

“Es cierto que dispararon un arma de fuego, verdad sugestiva; los imputados estuvieron en la UASD, objetiva; es verdad que hubo un muerto, pero quién mató al coronel”… preguntó Castro al tribunal, “¡No se ha podido probar!”, respondió.

El jurista tildó de “terrorismo procesal” y de “terrorismo probatorio” el procedimiento utilizado por el Ministerio Público para probar su acusación, al afirmar que, pese a que los acusadores trataron, no lograron fabricar pruebas ni destruir la presunción de inocencia.

Para el Dr. Tomás Castro, los testigo presentados por el Ministerio Público carecen de calidad y de credibilidad, entre los que se encuentra José Alberto Benzant, de quien dijo “es un delincuentico”, que le borraron sus fichas delictivas y que la Policía Nacional lo llevó a una cabaña con una menor, a cambio que sirviera de testigo contra los estudiantes de la UASD.

La Fiscalía presentó 15 testigos, pero solo Benzant, que la defensa tildó de mentiroso, dijo que estuvo en el lugar de los hechos.

Además de Benzant, los demás testigos presentados fueron 11 oficiales de la Policía, dos fiscales y la viuda del coronel Suárez Cordero.

El Dr. Castro resaltó el caso de Pamela Jerónimo Ercia, de quien dijo que, pese a que el Fiscal Juan Antonio Cueto dijo que fue voluntariamente a la Policía, en realidad fue mantenida presa por más de dos días y le obligaron a firmar un documento en que incriminaba a su esposo, Héctor Eduardo Pichardo.

Acusó a la fiscalía de esconder pruebas, como fue el caso de la prueba de absorción atómica, que dieron negativo, razón por la que, según el jurista, no fue presentada por el Ministerio Público.

Según defensa, MP no destruyó presunción de inocencia


De su Parte, Adonay Encarnación Guillandeaux, de la barra de la defensa de Diógenes Gutiérrez y Héctor Eduardo Pichardo, dijo que el video presentado carece de autenticidad y legalidad, debido a que se trataba de tres videos, que debieron ser presentados tal cual, pero fueron editados, manipulados y convertidos en uno; “en el video no se idéntica a ninguno de los imputados, porque no estaban allí.”

Entre las mentiras expresadas al tribunal por el testigo Benzant, Adonay Encarnación citó que dijo que el día que ocurrieron los hechos, el 23 de abril de 2013, fue a buscar comida en el comedor nuevo de la UASD, cuando esas instalaciones fueron inauguradas el 27 de agosto: 5 meses después, y que dijo que nunca había participado en protestas en la UASD y aparece en un video disparando.

Subrayó que el expediente acusatorio señala que Héctor Eduardo portaba una Pistola 9mm, que además de que a dicho imputado no se le ocupó arma alguna, según el acta de la necropsia depositada por el Ministerio Público en el tribunal, dice que al hoy occiso se le extrajo una munición disparada por un revólver calibre 38 o 357, por lo que no hay correspondencia entre la supuesta arma, Héctor Pichardo y la bala disparada que dio muerte al coronel.

El Dr. Encarnación Guillandeaux concluyó pidiendo al tribunal: Primero, que rechace la pena de 30, 20, 10 y 8 años solicitada por el Ministerio Público y declarar la no culpabilidad de los imputados, por no haber sido destruida la presunción de inocencia, como lo señala el Art. 14 del Código procesal penal.

El segundo pedimento de la defensa De Diógenes Gutiérrez y Héctor Pichardo, consistió en que el tribunal rechace cualquier responsabilidad civil, toda vez que los imputados nada tuvieron que ver con los hechos, de acuerdo con el Art. 337 del Código Procesal Penal, y por lo tanto no infringieron ningún daño.

En cuanto al tercer pedimento de la defensa al tribunal, consistió en el cese de toda medida, toda vez que no se pudo probar la acusación y las pruebas resultaron insuficientes para acarrear las penas solicitadas por los acusadores.

Habla el Coronel Julio Justino Rodríguez


En la audiencia habló también el coronel Julio Justino Rodríguez, alegada víctima de los incidentes ocurridos el 23 de abril de 2013, en las inmediaciones de la UASD, quien calificó de “terrorista” a los acusados..

“Son tres jueces con seis oídos, seis ojos para ver quienes le quitaron la vida a mi compañero y atentaron contra mi vida. No podemos seguir viviendo el un terrorismo social; que siga la protestas de grupos subversivos, que reclutan jóvenes que vienen de los campos y hacen que otros se vayan a las universidades privadas”, manifestó el coronel Justino.

El coronel Justino Rodríguez dijo tener esperanza en Dios y luego en los jueces, de que se ha de aplicar las condenas que les corresponde a quienes entiende culpable de los hechos que produjeron la muerte al coronel Suárez y en los que él resultó herido.

El imputado Víctor González habla al tribunal


Víctor González, dirigente del FELABEL y estudiante del octavo semestre de Ingeniería Civil en la UASD, al declarar al tribunal dijo que habían infiltrados Policía y Febrillet día protesta mataron coronel Suárez Cordero, tras señalar que “esto es una práctica PN”, dijo que no vio ningún estudiante armado.

"Tanto nosotros los acusados como los familiares coronel, somos víctimas; queremos investiguen muerte oficial: alguien PN lo mató", sostuvo Víctor González.

Denunció que Fiscalía le planteó declarar contra sus compañeros a cambio de “resolver”, y consideró lamentable y una irresponsabilidad de la Fiscalía asumir ese comportamiento.

"¿Por qué a los oficiales que acompañaban al coronel Suárez no fueron investigados; no revisaron sus armas; no fueron llevados testificar?", preguntó Víctor González de forma clara y precisa. El encartado se respondió con otra pregunta: ¿Por qué son miembros de la Policía, la banda criminal más grande que existe en el país?, quedando a la libre interpretación de la opinión pública, ya que en el presente juicio el Ministerio Público no podrá responder el cuestionamiento.

La magistrada presidenta del Tercer Tribunal Colegiado, Natividad De los Santos, dio por cerrados los debates, aplazando el juicio para las 3:00 de la tarde de este viernes, 4 de julio, en el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, Distrito Nacional, cuando dará a conocer el fallo.


elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir