miércoles, 15 de octubre de 2014

ADOCCO respalda decisión de Abel Martínez de eliminar Cofrecito, pide a Cristina Lizardo imitar acción y prohibir Barrilito en el Senado

Recuerda a legisladores que su deber constitucional es la de legislar, representar y fiscalizar


Santo Domingo, D. N., La Alianza Dominicana Contra la Corrupción, ADOCCO, respaldó hoy la decisión del presidente de la Cámara de Diputados, de prohibir en lo inmediato la entrega de fondos de asistencia social a los diputados bautizado por el pueblo como el cofrecito que consistía en un aporte de 50 mil pesos cada mes, al tiempo de solicitarle a la presidenta del Senado de la república Cristina Lizardo, que imite la valiente acción de su colega y haga lo mismo prohibiendo el fondo social asignado a los senadores bautizado como el barrilito, que por la cantidad recibida por ellos suman millones de pesos que podrían ser invertido en salud de miles de ciudadanos de escasos recursos.

El presidente de la Cámara de Diputados, Abel Martínez, mientras se dirigía a sus colegas reunidos en el hemiciclo, anuncio la eliminación inmediata del Fondo de Gestión Social que recibe cada diputado, por un monto de 50 mil pesos mensual “el barrilito” explicando que esos recursos están consignados en el presupuesto del Órgano Legislativo y por lo tanto los fondos correspondientes a los meses de noviembre y diciembre serán distribuidos a los hospitales y centros de salud reconocidos por su credibilidad, manejo transparente de los recursos asignados y servicio a la población de escasos recursos.

En medio de la sesión ordinaria, detalló que los recursos serán entregados a los centros de salud, por provincia, previo a un levantamiento y comprobación de las deficiencias que le aquejan; sustentado y documentado bajo estrictas normas de auditoría, señalando que igual destino tendrán los recursos consignados en el Presupuesto General del Estado de 2015, para el “barrilito” de la Cámara de Diputados y cuyo monto aproximado es de 100 millones de pesos. “Hoy queridos colegas, diputados y diputadas no les voy a pedir que entiendan mi decisión, si no que me apoyen”, concluyó Abel Martínez.

Para ADOCCO, que al igual que otras organizaciones de la sociedad civil han venido reclamando la eliminación del cofrecito y del barrilito, esa medida no es la solución de los problemas que aquejan al país, pero si constituye un paso de avance a la recuperación de la función real de las instituciones, para contribuir al fortalecimiento de las mismas y sobretodo ir recuperando la confianza de la población en sus autoridades, de que estas son capaces de manejar con eficiencia y pulcritud los recursos del erario público puestos en sus manos, con esta medida se dio el primer paso, esperamos que lo mismo se haga con los recursos invertidos en épocas navideñas, semana santa, día de las madres y retomar su verdadero rol asignado a los legisladores por la constitución de legislar, representar y fiscalizar.

ADOCCO, apelo a la sensibilidad y buen juicio de la presidenta del Senado y a los senadores, para que eliminen el fondo social que mensualmente reciben y de esta forma romper con los constantes cuestionamientos que hace la ciudadanía y que solo ocurre en nuestro país, constituyéndonos en hazme reír de congresistas de otros países cuando se enteran que en la República Dominicana los legisladores ofrecen ayudas sociales consistentes en entrega de canastillas a embarazadas, ataúdes, colchones, mosquiteros, lavadoras, neveras, televisores, planchas, comidas y hasta habichuela con dulce. 

elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir