miércoles, 1 de octubre de 2014

Servio Tulio Castaño dice el sistema penal de RD colapsó

SANTO DOMINGO.- “La realidad del país es que el sistema penal colapsó”, fue la afirmación de Servio Tulio Castaño Guzmán, vicepresidente ejecutivo de la Fundación Justicia y Transparencia (FINJUS).

El jurista reaccionó en esos términos al opinar sobre la designación en el presupuesto a Justicia, dígase la Defensoría Pública, el Ministerio Público, el Poder Judicial y la misma Policía Nacional aunque dependa del Poder Ejecutivo.

Resaltó que hay que ver que están haciendo falta solo en la provincia de Santo Domingo, más de 70 fiscales; que hay más de 99 tribunales que no han podido operar por falta de recursos y que esa misma carencia hace que más del 60% de los casos no se haya podido conocer, poniendo como ejemplo que no había recursos ni  para poder trasladar a los tribunales a los imputados.

Sobre el 25% de aumento anunciado por el procurador Francisco Domínguez Brito a partir del año que viene, Castaño Guzmán dijo que eso no sería posible porque al Ministerio Público le asignaron un presupuesto menor que el actual, 200 millones de pesos menos.

“Entonces te encuentras con las cárceles abarrotadas; hay más de 27 mil internos, donde incluso se han contratado compañías privadas para suministrar la comida porque los propios comedores económicos han sido incapaces de poder dar de manera eficiente ese servicio”, explicó el vicepresidente de FINJUS.

Al ser entrevistado este martes en el programa Tu Derecho a Saber que conducen Namphi Rodríguez, Elías Ruíz Matuk, José Gregorio Cabrera, Adelaida Martínez, Edward Tavarez y Francis Javier, por Rumba 98.5 FM de 7 a 9 de la mañana, Servio Tulio dijo que “estamos en medio de una situación en la que no hay duda de que el sistema está colapsando.

Dijo que hay que entender las declaraciones del presidente de la Suprema Corte de Justicia, Mariano Germán, pronunciamiento que dijo fue delicado y complicado, pero que hay que ver que él tampoco está condenado a lo imposible, porque no se puede creer que los miembros del sistema de justicia tienen vocación al martirio.