sábado, 21 de febrero de 2015

José Ignacio Morales: "El éxito se lo debo a mi familia y mi pueblo"


Por Elpidio Tolentino Garrido (De El Tiempo: Higüey-La Romana)

LA ROMANA.- Quienes hablan de El Artístico, de sus grandes y valiosas obras, normalmente saben de sus realizaciones, pero muchos no saben del muchachito que limpió zapatos, que hacía carritos de cajas de cartón y tapas de hojalatas. Que su “vocación” era la soldadura.

José Ignacio Morales tiene una familia que ha sido parte importante en su empresa Decoraciones Metálicas El Artístico. Que su esposa ha estado siempre allí, haciendo de todo y hoy es la encargada de compras. Sabe qué se necesita y dónde se consigue. Sus hijos, hembras y varones, saben hacer de todo: soldar, quemar, doblar y enderezar hierros viejos, manejar camiones.

No recuerda José Ignacio que en su familia hubiese nadie con venas artísticas, con afición a la decoración, por lo que considera lo suyo es “un Don de Dios, un regalo de Papa Dios”.

De un pequeño taller de soldadura en la calle Espaillat con Gregorio Luperón, a un taller más grande en la misma Luperón frente a la escuela pública Mercedes Laura Aguiar. Estudiar en la Escuela Vocacional de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional en San Pedro de Macorís, y dar clases de soldadura en esa misma escuela, el destino lo pone en los predios de Casa de Campo, y de ahí al gran proyecto Altos de Chavón.

Su trabajo allí, con las exigencias del Arquitecto Roberto Copa, le fueron dando un cambio a sus quehaceres, convirtiéndose en el diseñador que va dejando su impronta en la ciudad de los artistas, Altos de Chavón, para irlo proyectando en todo el mundo.

Personas que el no tenía la más mínima idea, ya conocían de su arte, de sus obras. Y como todo un hombre con aspiraciones y deseos de superación, José Ignacio Morales trabaja, decora, pero estudia. Recuerda una institución española, PPD, y el propio Altos de Chavó, donde estudia Diseño Gráfico.

Personalidades que han conocido, comprado y promovido sus obras resalta a Oscar de la Renta (probablemente el que más), Roberto Copa, Robert Redford, Dominic Bluhdorn, Ariela Storniolo, Danilo y Tony Claro, Haward Parnes, Clara Morales, Mel Simon, Mica Stergun, Emilio Stefan, María Celeste Arrarás, entre otros famosos.

De Mel Simon, propietario de Indiana Pacers, recuerda haberle realizado trabajos muy modernos en esos tiempos, en acero inoxidable, así como su cama completamente en bronce, que recorrió el mundo en las más famosas revistas, resaltando su obra. A Henry Kissinger recuerda haberle construido una enorme lámpara en Connecticut, que también le sirvió de promoción entre otros muchos grandes.

Labor Social en el Artístico


José Ignacio Morales no sólo es creativo para obras artísticas, diseños, vender y cobrar por ellas. El Artístico tiene su sensibilidad humana, le preocupa esa gran cantidad de niños, adolescentes, jóvenes, que no tienen quien les guíe y enseñe. Por eso comenzó a reclutar limpiabotas en el Parque Duarte, y los llevaba a sus talleres, les enseñaba el oficio, los disciplina como guardias, porque cuenta con colaboradores para eso.

Inició un proyecto llamado SMV (Servicio Militar Voluntario), unos 32 mil jóvenes ya se han graduado y son hombres y mujeres de bien en todo el país.

Ha creado la Escuela Libre El Artístico, allí se captan jóvenes para enseñarles, formarles, en diferentes oficios, pero sobretodo, dice José Ignacio, con la meta de la Formación, Capacitación, Producción y Comercialización.

Para lograr esas cuatro partes, es necesario enseñarles a plenitud las Palabras del Éxito. Quisimos saber esas palabras y con contundencia dijo: saludar, pedir permiso, excusarse, decir te quiero, es decir, buenos modales y expresar lo que sentimos.

De ahí que ha trabajado y trabajo en un manual para personas vulnerables, especialmente para jóvenes vulnerables. 

Al Artístico vienen estudiantes de todo el país. Y en el mundo entero hay diseminados jóvenes y hombres que se han formado con él. Ya cuando tiene una contrata fuera de aquí no tiene que llevarse sus empleados, encuentra y contrata a muchos que aprendieron con él y sabe dónde están. Saben trabajar, porque aprendieron bien el oficio.

Empleomanía


De su pequeño taller fundado en 1972, con cuatro o cinco aprendices, su empresa hoy cuenta con unos 80 empleados, habiendo tenido en ocasiones hasta 240 personas trabajando, produciendo para ellos, su familia y el país.

En calidad de estudiantes, a los que se les otorga algo para su pasaje, y si están en área de producción por su obra, hay actualmente 48 estudiantes en edades de 12 a 13 años; 54 adolescentes, 69 mujeres.

Su Amor por La Romana

Hay que escuchar a José Ignacio Morales enumerar los países, ciudades, que ha recorrido, son muchos y los nombra con propiedad, porque más que viajar, ha tenido que estar tiempo en ellos, haciendo o instalando obras hechas aquí y embarcadas para esos lugares.

Por qué no se ha radicado en otros suelos? En otros suelos, no, mi tierra es esta, mi pueblo, mi país es aquí. Le tengo un gran amor a La Romana.

Ha recibido grandes ofertas, tentadoras, pero ha preferido quedarse en su terruño. Narra como en una ocasión el Gobernador de Puerto Rico, Rafael Hernández Colón, le ofreció la creación de una industria y todas las facilidades para radicarse allí, y por su Amor a La Romana no se fue.

Sus Obras


Pretender hablar de su obras, de las o la más vendida, de las o la más famosas, no resulta fácil. Pero refiere que entre las más vendidas están sus lámparas.

Como famosas dice que justo es reconocer las que están en la Ciudad de los Artistas, Altos de Chavón; el Reloj de la 27 de Febrero, el Monumento a la entrada de San Pedro de Macorís, esas son famosas, y tienen significados muy especiales para él.

Qué le falta a La Romana?


Sin pensarlo dos veces, manifiesta que hace falta que se creen estructuras. Gente que piense y se preocupe por La Romana como un todo. No cada quien de manera individual. Pone como ejemplo Santiago de los Caballeros. Saben que quieren y se unifican todos por un objetivo hasta lograrlo, sin partidos ni colores, aunque cuando llegue el momento, entonces cada quien enarbola la bandera de su organización.

Es cierto que aspira a Alcalde?


Hay juntas de vecinos de Villa Hermosa que se han puesto en eso, va tomando fuerza, ya hasta salgo bien valorado, mejor que algunos políticos de allí. Me dijeron que si gano les haga una escuela allá, dije que no era necesario esperar y ya le estoy haciendo la escuela.

“También me miden en La Romana y salgo bien posicionado, pero de verdad habría que pensarlo, creo que puedo seguir aportando mucho sin estar de lleno en la política o sin ser alcalde. En la política hay mucha falta de respeto. Tengo que pensarlo”.


elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir