domingo, 5 de julio de 2015

Educación y trabajo infantil

Por Nassim José Alemany
Socio de Economía


La Encuesta Nacional de Hogares de Propósitos Múltiples (ENOHGAR-MICS) 2014, elaborada por la ONE con apoyo de UNICEF, revela indicadores importantes para evaluar el impacto de la educación sobre la situación de los niños, niñas y mujeres de la República Dominicana.

Uno de esos indicadores es el porcentaje de niños y niñas que realizan algún tipo de trabajo considerado perjudicial para la infancia. Los países en vías de desarrollo enfrentan grandes retos para reducir y combatir el trabajo infantil, que para muchas familias de escasos recursos constituye una importante fuente de ingreso.



En el gráfico observamos la proporción de niños y niñas que trabajan, por grupos de edad, según el nivel educativo de la madre. Casi la mitad de los niños entre 15 y 17 años, cuya madre no obtuvo ningún grado educativo, realiza un trabajo infantil. Estos porcentajes se reducen más de la mitad si la madre tiene un grado universitario. En resumen, a mayor edad del niño y a menor escolaridad de la madre, tiende a incrementarse el trabajo infantil.

Es evidente que la educación de la madre no es el único factor que influye en esa dinámica, ya que el nivel socioeconómico y zona geográfica tienen un peso importante en el proceso. Sin embargo la educación de los niños sigue siendo una de las mejores armas para combatir ese trabajo infantil, ya que los aleja del mercado de trabajo.


elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir