martes, 7 de julio de 2015

HEMIFERIOS CEREBRALES EN EL NEUROMARKETING POLITICO PARTE 5

Lic. Juan Francisco Melo


El cerebro humano está dividido en dos hemisferios que funcionan de modo diferente, pero complementario, y se conectan entre si mediante una estructura que se denomina “cuerpo calloso”

El Hemisferio Izquierdo, que controla el lado derecho del cuerpo procesa la información en forma analítica y secuencial. Es el que utilizamos, verbalizamos un discurso que hemos preparado o resolvemos ejercicios de matemáticas.

El pensamiento predominante en el hemisferio izquierdo es racional, analítico, lógico, verbal, numérico, razonador, y realista.

Anatómicamente, su entramado neuronal es mucho más denso que el hemisferio derecho.

El Hemisferio Derecho, que controla el lado izquierdo del cuerpo, procesa la información en la forma logística. Es el que utilizamos cuando nos conectamos con la creatividad, una obra de arte, música.-

Hemisferio Cerebral 


Hemisferio Derecho Hemisferio Izquierdo 


El conocimiento sobre la especialización hemisférica tiene un sinnúmero de aplicaciones de en neuromarketing.

a) Algunas personas de aferran al orden y las estructuras (Hemisferio Izquierdo), mientras que otras son mas trasgresora (Hemisferio derecho). Las nuevas metodologías de investigación permiten detectar rápidamente estas diferencias para segmentar el mercado y diseñar una estrategia de marketing adecuada.

b) Ante una innovación, será más fácil captar a los clientes en los que predomina el pensamiento característico del hemisferio derecho, ya que siempre son los primeros en adoptar un nuevo producto.

c) Los mensajes publicitarios cuando destacan aspectos emocionales, capitalizan esas diferencias entre hemisferios. Cuando se logra impactar, impresionar al derecho se evita que las actitudes racional y crítica del izquierdo pase a un primer plano.

Esta misma estrategia es utilizada en los puntos de ventas, cuando lo que se busca es desencadenar la compra por impulso.

d) En cuanto al precio, si lo que se busca es disminuir la sensibilidad a este, es aconsejable utilizar imágenes o conceptos que impacten en el hemisferio derecho, susceptible ante valores como la amistad, la belleza, el amor, antes de que el izquierdo (Sensible a los cálculos) pueda intervenir.

- En cambio, si el objetivo de una campaña es poner en primer lugar el precio como beneficio para el cliente (como ocurre en la publicidad grafica de los supermercados), despejado, claro y preciso para que el cerebro izquierdo recorra analíticamente el texto.

Como vemos, estamos ante un tema cuya aplicación es de norme utilidad. 

Afortunadamente, se ha producido una gran innovación en materia de metodología para detectar, analizar y capitalizar estas diferencias y en función de ello, diseñar las estrategias adecuadas para abordar el mercado.

Para una campaña política de un candidato es muy importante saber aplicar los hemisferios cerebrales, puesto si queremos sensibilizar al electorado sobre las consecuencias dañinas que puede provocar tal o cual candidatos y a la vez llevarle un mensaje de seguridad, amor, amistad y progreso, debemos dirigir todas las posibilidades del candidato al hemisferio derecho para que impacten y sean aceptada inmediatamente.–

Ahora si necesitamos hacer un análisis comparativo de dos gestiones de gobierno o dos épocas diferentes hay que proyectar la publicidad al hemisferio izquierdo, para que este rompa con su base de datos y empiece un proceso de análisis racional de este hemisferio para así lograr cambiar de actitud.

Si tenemos un electorado aferrado al orden y al razonamiento debemos hacer estrategia política aplicando todos los conceptos del hemisferio izquierdo.

En cambio si el electorado es trasgresor, desordenado y le gusta la improvisación, entonces debemos aplicar los conceptos del hemisferio derecho.

La publicidad cuando es emocional capitaliza esa diferencia entre los hemisferio derecho e izquierdo, cuando se logra impactar con un golpe de efecto inesperado al hemisferio derecho que este quede impresionado, esto evita que las actividades racionales, criticas y de análisis del hemisferio izquierdo queden obviado y se considere aceptado las informaciones que ha recibido el hemisferio derecho.

Si se tiene interés en disminuir el rechazo negativo de un candidato, cambiar una mala percepción que tiene el electorado, es aconsejable utilizar imágenes o conceptos que impacten en el hemisferio derecho, que sea susceptible ante valores como la amistad, la belleza, el amor, la salud y la infancia, antes de que el hemisferio izquierdo pueda intervenir y realizar algún análisis o cálculos. Por eso es tan importante saber diseñar un buen afiche con una buena foto y hacer una buena distribución de los elementos que lleva el afiche para que trabaje en el hemisferio correcto.

elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir