lunes, 5 de octubre de 2015

Reorientar los Cuerpos de Bomberos

Por Wanchy Medina
Twitter: @WanchyMedina
(Tomado del semanario Impreso El Tiempo)


A propósito del 24 de septiembre donde ya es una costumbre celebrar el día de las Mercedes patrona de los Cuerpos de bomberos, es preciso analizar algunos aspectos que rodean la funcionalidad de estos héroes anónimos.

Por años los cuerpos de bomberos penden de la mirada discreta de los funcionarios municipales, ellos están sujetos a la autoridad local por indicación de la ley municipal en su artículo 19, letra C, donde se ordena a los ayuntamientos a “financiar las estaciones de bomberos”.

Aquí el legislador dispone de una exclusiva competencia de los ayuntamientos para sostener esta olvidada institución.

Los integrantes de esta importante entidad no deben ser empleados con un trato normal, pues la singularidad de su ocupación conlleva una especialización por los retos que tienen que afrontar en el desempeño de sus funciones.

Es aquí donde la ley indica a los incumbentes municipales que al momento de formulación del presupuesto, estos empleados deban tener un enfoque salarial diferente, lo anterior se expresa el artículo 175 de la ley 176-07, y señala la equivalencia de dos salarios mínimos como pago a su loable labor.

Además, como se puede notar la dificultad y el riesgo que asume un bombero en el ejercicio de su labor, es, en muchas ocasiones el elemento de la nómina peor pagado en los gobiernos locales; no obstante la referida ley indicarle a los alcaldes/a que “Los sueldos del personal municipal serán fijados en el presupuesto, …tomando en cuenta su dificultad técnica, peligrosidad e incompatibilidad con el desarrollo de otros trabajos” (artículo148).

En la generalidad de los casos, los cuerpos de bomberos solo son recordados cuando el siniestro está en nuestro derredor; en ocasiones los ciudadanos más sensatos reflexionan en cuan ingrato es el sistema con estos hombres y mujeres que arriesgan sus vidas por los demás.

Aunque muchas veces generalizar constituye un prejuicio, hoy podemos concluir que la mayoría de los cuerpos de bomberos del país son muy mal pagados por las instituciones edilicias, y no hay excusas convenientes, pues muchas veces una “botella” cobra más dinero que un bombero.

Como no se trata de populismo, se hacer referencia sin ánimo de presumir, que en la discusión del presupuesto del año 2011 en el ayuntamiento de La Romana, el suscribiente sometió una moción de aumento a los bomberos en el municipio de su competencia, dicha propuesta tuvo una parcial acogida.

Si embargo este grafico puede darle una idea de la desigualdad salarial que viven nuestros ayuntamientos. 

En una próxima entrega abordaremos algunos aspectos del proyecto que cursa en el Congreso Nacional sobre la ley general de los cuerpos de bomberos.

El autor es Regidor de La Romana.-



elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir