lunes, 21 de diciembre de 2015

Antonio Isa: Restablecer reelección fue “mercantilista” y “una operación de compra y venta de votos”


SANTO DOMINGO (Rep. Dominicana).- La negociación que desarrolló el presidente Danilo Medina y sus funcionarios para modificar la Constitución y restablecer -(en su propio favor)- la figura de la reelección resulta “mercantilista” y “una operación de venta de votos contaminante del proceso”, según Antonio Isa Conde, ministro de Energía y Minas.

En su libro Relatos de la vida de un desmemoriado, Isa Conde se define como un defensor de la permanencia de Medina, candidato del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD), en la Presidencia.

“Ese acuerdo me entristeció, no es lo que la democracia requiere, pues sencillamente resulta mercantilista, una operación de venta de votos contaminante del proceso que he defendido. No puedo estar de acuerdo con eso.”

“Pero se produjo una negociación política que mi estómago no digiere y que me convence de que, en realidad, yo no soy político”, lamenta el funcionario. 

“Ese acuerdo me entristeció, no es lo que la democracia requiere, pues sencillamente resulta mercantilista, una operación de venta de votos contaminante del proceso que he defendido”, cuestiona. “No puedo estar de acuerdo con eso”, dice.

Para imponer la figura de la reelección en la Constitución, la gestión de Medina vadeó las dificultades que le impusieron a lo interno del PLD los seguidores del poderoso Leonel Fernández, presidente de la República en tres ocasiones (1996-2000, 2004-2008 y 2008-2012) y actual presidente del PLD.

Vista desde hace décadas por diversos sectores como una retranca para el desarrollo del país, la reelección se prohibió en República Dominicana en 1994 gracias al extinto líder perredeísta José Francisco Peña Gómez, tras unas elecciones en a la que denunció un supuesto fraude electoral y que desencadenó en una profunda crisis política.

Luego la restableció en 2002 el entonces presidente Hipólito Mejía, quien promovió la enmienda -al igual que Medina- con el único objetivo de buscar la reelección. Además de que fracasó en su intento por seguir en la Presidencia, Mejía dejó abierto un mecanismo que permitió el retorno al poder de Fernández.

Medina, que se había comprometido a no buscar una reelección, además de lidiar con la resistencia de senadores y diputados seguidores de Fernández, se granjeó el apoyo del presidente del entonces opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Miguel Vargas Maldonado.

Esto garantizó en el Congreso Nacional los votos que faltaban al mandatario y sus funcionarios reeleccionistas (entre los que destacan los ministros José Ramón Peralta y Amarante Sánchez Baret) para pasar la figura de la reelección, que se convirtió en realidad el 13 de junio de este 2015.

La reelección no sólo anuló como opositor lo que quedaba del PRD en manos del empresario Vargas Maldonado, sino además que creó un mecanismo para volver a postular por defecto a los actuales alcaldes y legisladores, cerrando las puertas a las aspiraciones de muchos dirigentes del PLD que, como el diputado Manuel Jiménez, salieron disgustados de la organización.

Los lamentos de Antonio


Al abordar el tema de la reelección en su libro, Isa Conde se queja de que “el sistema político dominicano está carcomido por el clientelismo, el rentismo y la corrupción”.

“Nos hemos quedado sin oposición, los partidos que podrían servir de contrapreso han colapsado, con muy reducidas posibilidades de garantizar el relevo que se merece la sociedad dominicana”, dice.

“Me asusta que el proyecto de país que estamos impulsando se quede en pañales”, añade.

Sostiene que el movimiento a favor de la reelección “nació en el seno del pueblo y brotó en forma espontánea, aunque posteriormente algunos funcionarios del gobierno lo asumieran e impulsaran”.

“Debo manifestar, sin embargo, que no me gustó cómo terminó el proceso”, sostiene.

“Hubiese preferido que los diputados y senadores captaran el mensaje del pueblo e impulsaran la reforma constitucional teniendo en cuenta la voluntad popular”, añade.

Aunque repudia la negociación política, el funcionario asegura que le consuela pensar “que el país podría contar con cuatro años más de desarrollo de la mano de Danilo Medina”. 

“Estoy seguro de que él continuará trabajando por este pueblo y yo lo seguiré apoyando, porque en política una cosa es lo deseable y otra lo posible, aunque hubiese querido que ese proceso (el de la reforma a la Constitución) se hubiese hecho de otra manera, respetando la voluntad del pueblo de una manera transparente y digna”.

Isa Conde aspira a que la sociedad dominicana se encuentre a sí misma y entienda que, “por encima del clientelismo y del rentismo político cada uno de nosotros debe ejercer su cuota de poder y utilizarla con visión de progreso, en beneficio de las futuras generaciones y de nosotros mismos”.

Además de ser Ministro de Energía y Minas, Isa Conde forma parte del reducido un grupo denominado “Los Consejeros del Ministerio de la Presidencia”, creado por el titular de esa dependencia, su amigo íntimo Gustavo Montalvo.

Del organismo asegura que “cuando se formó le llamábamos el Consejo de Ancianos al servicio del Plan de Gobierno de Danilo Medina”. 

Está conformado por Isa Conde, Isidoro Santana, Ernesto Vilalta, Ramón Flores, Ramón Pérez Minaya, Nelson Suárez, Juan Ariel Jiménez, Chanel Rosa y Luis Vargas.

“Es un equipo fuera de serie en cualquier sitio del mundo y está dirigido directamente por el ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo”, dice el autor en su libro publicado recientemente.

(Tomado de http://www.7dias.com.do)


elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir