viernes, 22 de abril de 2016

CHÁCHARAS: LOS ASESINOS DE COMPUTADORAS

Por Henry Osvaldo Tejeda


Amables y desafortunados lectores (lo de desafortunadoo va, por ponerse a perder su tiempo leyendo mis vainas), cuando uno está leyendo la información de un diario cualquiera que tenga las letras pequeñas, y que usted esté corto de vista o, que peor, usted no tenga mucho dominio de la lectura, debe tener cuidado, y he aquí la razón.

Hace días me encontré con Julián, un viejo amigo, quien traía un diario en las manos, y rabiaba malhumorado, y se le notaba que estaba furioso. Me sorprendió sobremanera su actitud porque ese muchacho siempre ha sido muy sosegado y nunca lo había visto así tan acelerado, belicoso, y subiendo la voz, y mucho menos ese tono agresivo y hasta profiriendo malas palabras, razón por la cual, me vi precisado a preguntarle el por qué de esa talibana actitud suya.

-Mira -Me dijo- yo estoy así porque no veo razón alguna para que un carajo a la vela le haya entrado a balazos a una simple computadora, que lo único que hace es, servir de instrumento para que nuestros hijos adquieran conocimientos generales y se eduquen de la mejor manera posible.

- Eso lo entiendo Julián, pero es que no me has dicho qué es lo que ha pasado en realidad, pues solo te veo vociferando y gesticulando y haciendo más muecas que un burro cuando come naranja agria, pareces un loco.

-¡Ajá, ahora soy un loco!, ehh? Y, ¿tú quieres que me quede callado luego de ver esta vaina en este periódico? Tú piensas que soy un insensible, y hasta me dices loco, como queriendo que yo me haga de la vista gorda ante tan grande atropello al conocimiento? ¡Coño, Luis, no seas tú pendejo, ombe! Te creí más sano, ahora pienso que el que está de remate eres tú.

-Julián, no creo que estés loco, lo que pasa es que no entiendo nada de lo que me estás diciendo, me dices que es un abuso caerle a balazos a una computadora, eso no lo veo bien, pero dime, ¿cuáles fueron las consecuencias que eso trajo para que te pongas así?

-Luis, para nadie es un secreto que Santiago está lleno de haitianos, y si tu vas a esa pueblo en horas de la tarde, te parecerá que es de noche, porque esos morenos causan una nublazón en las calles, que el ayuntamiento se ha visto obligado a pedirle a EDENORTE, que encienda las luces de la ciudad a las cuatro de la tarde.

-Ajá, ahora me vienes con otro tema, aún no he entendido el primero, y ya me vienes con otro, creo que voy a tener que irme, porque estoy pendejeando contigo aquí, y estoy perdiendo el tiempo, así es que, Julián, ahora te dejo porque ....

Julián no lo dejó terminar, lo agarró por una manga de la camisa y le dijo:

-Bueno, en vista que no puedo darme a entender con la boca, míralo tú mismo, lee lo que dice ahí donde hablan de unos malditos haitianos, y de lo que hicieron en Santiago.

-Luis tomó el periódico y se puse a leer. No tuvo que leer el cuerpo de la información, ya que, desde que leyó el titular estalló en una carcajada, se sentó en un tronco caído y siguió riéndose, hasta que Julián le preguntó:

¿Ahora te estás riendo de mí? ¿Qué coño fue que te causó tanta risa?

-Luis, todavía riéndose le dijo: 

-Julián, me parece que, o tienes que ir a que receten lentes, o tienes que hacer el curso de Quisqueya Aprende Contigo, porque el titular de este periódico lo que dice es, "Haitianos le entran a balazos a una compatriota", no como tú dices dizque a una computadora.

-¿Cómooooo, no jodas? ¡Anda pa´la mierdaaaaa!


elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir