miércoles, 11 de enero de 2017

RETOS DE LA SEGURIDAD SOCIAL DOMINICANA

José Gómez Cerda


Estamos en una etapa donde pocos saben hacia dónde va la seguridad social dominicana. Por una parte el gobierno ha sometido una serie de modificaciones a la Ley 87-01, por otra, una serie de personalidades, asociaciones, agrupaciones y expertos han criticado esa actitud unilateral del gobierno.

Otros opinan que primero es necesario revisar la ley, pero fundamentalmente lo importante es la aplicación de esa legislación.

El 57% de la población dominicana está en el sector informal, pero ningún sector le da la importancia.

Nunca podremos tener seguridad social, que establece como primer principio la universalidad o generalidad, que es tener la mayor cantidad posible de la población incluida en la seguridad social, en materia de salud, accidentes de trabajo, pensiones y jubilaciones.

Si a esto agregamos los desempleados, estamos ante un sistema que excluye cerca del 70% de la seguridad social

El nuevo modelo de seguridad social, está centralizado en la privatización del sector formal, no tiene interés en el sector informal.

Uno de los principales problemas que tiene actualmente el sistema se seguridad social está en la SALUD; Denegación de servicios, limitación de servicios, cobros de copagos; es la respuesta que ofrecen los médicos y clínicas, cuando comprueban que los intermediarios, las Administradoras de Riesgos de Salud (ARS), ganan una alta suma, sin brindar ningún servicio.

Los gastos de bolsillos. Al ingresar al sistema de seguridad social los afiliados consideran que tienen cubierto todos los servicios de salud, sin embargo, cada vez tienen que sacar más de sus bolsillos para pagar complementos; co-pagos, aumento de servicios, etc. Que hacen que los gastos de bolsillos vayan en constantes aumentos, en perjuicio de los afiliados y sus familiares, especialmente por las denegaciones de derechos.

Las ARS y las AFP están controladas por el sistema bancario.

Las AFP es un modelo que nació en Chile, durante la dictadura de Pinochet, y cuando el sindicalismo estaba proscrito, en ese país, es la privatización de las pensiones y jubilaciones, en beneficio del sistema bancario.

Las ARS son intermediarios, que privatizan los servicios de salud, que se ganan el 30%, pero no resuelven nada.

LOS SECTORES RICOS SE ESCLUYEN DE LA SEGURIDAD SOCIAL.

Los sectores poderosos política y económicamente, crean sus propios sistemas de seguridad social, con privilegios; Congreso, Suprema Corte de Justicia, Junta Electoral, Cámara de Cuentas…. Los ricos tienen un buen sistema, y dejan solos a los más pobres.

EVASIÓN Y ELUSIÓN EN LA SEGURIDAD SOCIAL.

LA EVASIÓN: Muchas empresas, especialmente los ayuntamientos, las empresas descentralizadas del Estado, las zonas francas y otras, descuentos a los trabajadores las cuotas de la seguridad y después no pagan al sistema ni la contribución de los trabajadores, ni la de ellos como empleadores.

ALUSIÓN: Otros declaran menos trabajadores o le ponen salarios más bajos que los reales, para ellos pagar menos impuestos.

LAS PENSIONES Y JUBILACIONES;

Cuando los bancos administran los fondos de pensiones, su objetivo es ganar dinero, en perjuicio de los empleadores y trabajadores que son los que pagan sus pensiones.

En los casos de pensiones lo importante es saber cuál es el poder adquisitivo de la pensión que se obtiene, no la cantidad de dinero que se recibe, pues lo importante es saber que se puede tener con lo que se recibe.

Con 5 mil 117 pesos mensuales ningún pensionado del régimen de seguros sociales puede vivir; las pensiones del sistema individual, privatización, se perfilan como un negocio de los bancos, que los futuros pensionados tendrán muchas limitaciones económicos, y sus pensiones estarán por debajo de los salarios mínimos.