martes, 6 de diciembre de 2011

LES DAN UNA VUELTA EN ALTA MAR, LOS DEJAN EN "PUERTO RICO": LA CATALINA

LA ROMANA.- Traficantes de ilegales a Puerto Rico “”tumbaron” con un millón 400 mil pesos, a un grupo de 40 personas, dejándolos abandonados en la Isla Catalina, La Romana, haciéndoles creer que habían llegado a su destino.

Luego de abandonar a los criollos, 30 hombres y l0 mujeres, en su mayoría campesinos, los estafadores, sumergieron la embarcación en una playa de la zona conocida como La Pared, pidiéndoles que se dispersaran para evitar ser detectados por las autoridades.

“Hemos llegado a Rincón, Puerto Rico, y tienen que dispensarse rápidamente por esos manglares para que eviten ser descubiertos por la Policía y la Guardia Costera”, fue la recomendación que hicieron los mafiosos, esfumándose del lugar.

“Tan pronto ustedes salgan de estos matorrales se encontraran con una carretera que comunica a Rincón Mayagüez donde deben constatar a sus familiares, para que los vengan a buscar, si no son detectados ”, recomendaron los traficantes.

Sin embargo, los 30 hombres y l0 mujeres, no fueron atrapados por la Policía Boricua, sino por miembros de la Marina de Guerra que realizaban labores de patrullaje en la zona, comprobando que el grupo había sido objeto de un “tumbe”.

Tras ser detenidos, los ilegales, portando pequeños bultos conteniendo vestimentas, botellas de agua, arepa, chocolate y otros artículos que, según declararon a los militares, utilizarían durante el viaje a Puerto Rico, que resultó ser un engaño.

La embarcación en la que los 40 criollos creyeron haber llegado a dicha isla, fue hallada sumergida en la arena y tiene unos 30 pies de eslora, dotada de un motor de 60 caballos de fuerza, conteniendo 8 garrafones de gasolina, seis vacíos y dos llenos.

El jefe de la Marina, vicealmirante Nicolas Cabrera Arias, dispuso que la embarcación fuera remolcada y llevada a la comandancia de La Caleta, La Romana, donde se encuentra bajo custodia por miembros de la institución armada.

Cabrera Arias instruyo asimismo al contralmirante Luis Geronimo Castro Hermon, jefe de Inteligencia M-2, para que el grupo fuera trasladado a la sede de ese organismo en santo Domingo y perseguir a los responsables de la millonaria estafa.

Se informo que los 40 criollos proceden de zonas rurales de San Francisco de Macorís, Tenares, Salcedo, Bonao y otros puntos del país, donde los traficantes de ilegales contratan los servicios de personas para conquistar a los incautos.

Algunos de ellos dijeron, de manera nostálgica a las autoridades que tuvieron que vender objetos e hipotecar viviendas, para reunir los 40 mil pesos que cada uno tuvo que pagar a los mafiosos, que los dejaron abandonados en La Catalina.


elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir