sábado, 10 de marzo de 2012

CHÁCHARAS: EL SENTIDO DE UNA CANCIÓN EXTRAPOLADA

Por Henry Osvaldo Tejeda Báez

Escuchaba yo una canción, en la cual se mencionaba el caviar, que no es mas que la hueva del pez llamado Esturión, una especie originaria de los ríos y lagos del este de Europa y Asia, de paises tan lejanos como Irán, Rusia y otras naciones que lindan con el Mar Cáspio.

Es muy difícil que un cantante haga una canción pensando en lo que sus palabras signifiquen en varios paises del mundo.

La canción se hace en el idioma del autor y cada país se encarga de acomodarla a sus gustos y a sus distintas culturas.

Por ejemplo, si el cantante dice en la canción:

"Me gustaría invitarte a comer caviar, y luego hacerte el amor en el tren de regreso a casa.

Cuando yo escucho eso, enseguida pienso que el cantante es extranjero porque habla de algo que aunque se importa a este pais, aqui no es costumbre comer ese tipo de manjar, pero yo voy mas lejos, al dominicano que le dan Caviar, lo vomita.

Es que el dominicano no está codificado para ese tipo de comida.

Si a un dominicano de esos tantos "descascaraos" que existen en este país (supongamos que reside en el cibao) escuchara la canción que yo escuché, pensará en todo menos en en Caviar y en trenes. Es ahí donde entra lo criollo, ese carajo debería extrapolar el tema de la canción trayéndola y ubicándola en la realidad de este país.

Debería pensarla así:

"me gustaría invitarte a comer "Hueva de Arenque" (o Pica Pica si no aparece Arenque) y luego "pelarte el guineo" encima del bonete del primer carro viejo que aparezca, en el camino de regreso a casa".

¿Ven que sencillo? Tanto el cantante como el "descascarao" dominicano tienen en mente lo mismo, pero cada cual lo piensa de acuerdo a su realidad y lugar donde vive. El cantante le gustaría invitarla a comer Caviar y hacerle el amor en un tren.

Como en el Cibao no hay trenes, ni caviar, lo único que debe hacer el dominicano es invitar la chica a comer Arenque y luego "pelarle el guineo" en un matorral o en un cualquier carro viejo que aparezca mientras van de regreso a casa.

¡Diablos, que romántico!
 

elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir