domingo, 4 de marzo de 2012

OSIRIS DE LEÓN DICE ACUSACIONES MINISTRO MEDIO AMBIENTE CONSTITUYEN CHANTAJE

SANTO DOMINGO,- El ingeniero Osiris de León definió como un burdo intento de chantaje las acusaciones del ministro de Medio Ambiente, Ernesto Reyna, en el sentido de que "es el narcotráfico quien patrocina protestas contra el destacamento que será construido para la Marina de Guerra en el puerto Catuano", en el área noroeste de la isla Saona.

Dijo que estas declaraciones constituyen una de las peores vergüenzas que han caído sobre el actual gobierno de Leonel Fernández, y que lo menos que debe hacer el presidente de la República es destituir de inmediato a este funcionario por formular estas acusaciones irresponsables y destempladas, sabiendo bien que las principales instituciones que se han pronunciado en contra de este absurdo ambiental, son la Academia de Ciencias, la Universidad Autónoma de Santo Domingo, la Fundación de Estudios Marinos que dirige la Dra. Idelissa Bonelly de Calventi y los grupos ambientales y sociales comprometidos con la preservación del medio ambiente y con la sociedad dominicana.

Osiris de León dijo que es norma del Ministerio de Medio Ambiente querer imponer a "sangre y fuego" los proyectos que tienen el visto bueno gubernamental, aunque violen las leyes, porque al decir que "nada detendrá esta obra porque este es un caso cerrado", sin ni siquiera haberse abierto al debate, y sin haber convocado a las vistas públicas obligatorias que manda la Ley 64-00, el ministro de ambiente cree vivir en una sociedad tribal donde se impone la voluntad del cacique.

Expresó que Ernesto Reyna olvida que su antecesor, Jaime David Fernández, dijo que "la cementera de los Haitises sería construida en Gonzalo porque él había firmado la autorización, y que en tal virtud ese era un caso cerrado", pero que todo el pueblo dominicano rechazó la obra, al igual que la rechazó el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), y el proyecto fue suspendido por encima de la voluntad del ministerio de Ambiente y por encima de la voluntad del gobierno.

Dijo que ambas declaraciones similares, de los dos últimos ministros de medio ambiente, confirman que en nuestro país no hay un ministerio de medio ambiente que cuide de los recursos naturales y que vele por el cumplimiento de la Ley ambiental 64-00, sino "arrogantes funcionarios de mandado" que no merecen el mínimo respeto por parte del pueblo dominicano, y mucho menos por parte de la comunidad ambiental.

Osiris dijo que la comunidad ambiental estaba en disposición de reconsiderar su objeción al proyecto, siempre que el gobierno dominicano certificara que ni la operación, ni el dinero, de la estación de vigilancia de la isla Saona dependerían del ejército norteamericano, y siempre que el estudio de impacto ambiental y el plan de manejo ambiental demostraran que no habría ningún impacto adverso al frágil ecosistema costero-marino de la isla Saona, pero que, dadas estas imprudentes declaraciones del ministro de ambiente, la lucha será radicalizada hasta que el proyecto finalmente quede sin efecto.



elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir