sábado, 14 de abril de 2012

ReZeteando: A NURIA PIERA, LA PROCURADORA QUE NO TUVIMOS

Graciosa y atrevida, Nuria no se amilana


Sin dobleces, ha pasado muchas veces el Niágara…pero es indetenible y rauda, cuando menos usted cree, ella le saca otra baraja….

Dueña de una solícita intrepidez, camina, casi siempre sola, por la vereda filosa de los resbalosos pasos de muchos políticos mañosos.

Audaz y atenta. Sensitiva y tenaz. Auscultando el latido añejo de la administración pública dominicana, en fase permanente de derrumbe moral y descrédito colectivo. Cabalgando, con frecuencia a trotes, sobre el lomo ardiente de las más encabritadas denuncias, Nuria es valiente aunque jamás hace alharacas.

Siempre joven y dinámica. La investigadora apunta y acierta, y cada reportaje suele hacer diana en la cara de la injusticia, de la depravación, del robo, del pillaje, sin embargo, puede también acariciar la cara humana que ha sido agredida, humillada.

Persistente, jamás desafiante. Honesta, sin llegar a ser arrogante. Humana y decidida, se alborota con los corruptos (de aquí y de allá) y les estruja en el rostro duro sus propias malas mañas... Y pega fuerte, con la palabra exacta, documentada, donde más les duele, desnudando sus fechorías como por arte de magia.

Graciosa y atrevida, Nuria no se amilana: frente a cada gobierno, sin levantar pancartas, ha permanecido de pie, no baja la guardia…

Ha conjugado, en la misma balanza y modo verbal, el pretérito balaguerista, el pasado reciente perredeista y el presente peledeista. Por eso no la amedrentan las amenazas de los nuevos señores y sus secuaces, obviamente poderosos e intocables.

Vence con la verdad. Ensimismada en su oficio, la periodista, puede ser fastidiosa para algunos empingorotados, quienes hasta pueden llegar a odiarla.

Sin dobleces, ha pasado muchas veces el Niágara…pero es indetenible y rauda, cuando menos usted cree, ella le saca otra baraja….

Nuria vence y convence. Se atreve, alerta y señala. Encarna el sentimiento, las ansias de justicia, que mucha gente constriñe y exhala. El deseo del otro país que clama y sueña con terminar la impunidad, la complacencia, la prevaricación, la complicidad asociada.

Han pasado 25 años desde que iniciaste, y aquí estás tú, como una sílfide pequeña, atada a la roca fuerte de un periodismo escaso, compromisario.

Gracias, Nuria, por ser así frente a la corrupción de cualquier cariz! Eres la Comisión de Ética que nació abortada, la Procuradora Popular (ad hoc) que no tuvimos, el Misterio Publico social que hubiéramos querido tener, el Hotoniel que no llegó y tanto quisimos…

¡Mil gracias, Nuria!

Por: Z101digital.com
 

elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir