martes, 25 de septiembre de 2012

CAÑEROS BUSCAN DAR SEGUNDO "CAÑAZO" A LOS INDIOS


La Gran Final de la Liga Nacinoal de Baloncesto sigue esta noche a las 8:00 en La Romana


Raymond Tejeda

LA ROMANA. Los Cañeros del Este se proponen esta noche dar el segundo puntillazo a los Indios de San Francisco de Macorís, a los que reciben este miércoles a las 8:00 de la noche en el polideportivo Eleoncio Mercedes, para jugar el segundo partido de la Gran Final de la Liga Scotiabank LNB-2012.

 El equipo saldrá a la cancha enfocado en mantener el mismo tren de juego que le permitió vencer en tres partidos seguidos a los Metros de Santiago en la Semifinal “A”, y propinarle el primer “cañazo” a los Indios en el inicio de la serie, el pasado domingo en San Francisco.

Phill Hubbard, el norteamericano que comanda la escuadra de La Romana, dijo que “no hay porque cambiar si las cosas están saliendo de una buena forma. Mientras estemos ganando de la manera como lo estamos haciendo, seguiremos amparados bajo el mismo esquema de juego.”

Los Cañeros picaron delante en la Gran Final con una reñida victoria el domingo 89-83, en el partido escenificado en el techado Mario Ortega, de San Francisco. En la serie pactada al mejor de siete encuentros, los equipos disputan la Copa Scotiabank.

El triunfo permitió a los Cañeros robarle la condición de local al equipo francomacorisano dirigido por David Díaz, y que salió como amplio favorito para ganar la final en cinco o seis partidos.

Hubbard recordó que los Cañeros (ARS Universal, Central Romana) están muy cohesionados, jugando un gran baloncesto de equipo, tanto en defensa como en ofensiva.

“Espero que podamos seguir combinando esa química de defensa y ofensiva. Si logramos ser consistentes en ambos costados de la cancha, tendremos el chance de ganarle la final a un equipo tan compacto como el de los Indios,” enfatizó el capataz con experiencia en la NBA como jugador y coach.

Los Cañeros no sólo vencieron por primera vez a los Indios este año, sino que propinaron a ese conjunto apenas la cuarta derrota jugando en su hogar del Mario Ortega, donde tuvieron 7-3 en la serie regular y 2-0 en la semifinal contra los Titanes del Licey.

El domingo los Cañeros siguieron mostrando su carácter como equipo eminentemente defensivo y con un aporte ofensivo de grupo pudieron ganar el primer juego como visitante.

Cinco jugadores terminaron el partido con cifras dobles, incluyendo a los reservistas Bobby Pandy y José Olivero, quienes se combinaron para apoyar la ofensiva con 29 puntos saliendo de la banca.

Pandy fue tan valioso en la victoria como el que más, siendo el segundo mejor anotador del equipo y capturó seis rebotes ofensivos, de siete que logró en el partido. Olivero marcó 13 unidades.

“Ganar ese primer partido fue un bono extra. Este triunfo cambia un poco el panorama, pero todavía los Indios son los grandes favoritos. Un juego no dice nada, falta mucha competencia, esta serie va a ser intensa todo el camino y nosotros tenemos que ir juego a juego,” declaró Pandy.

El líder ofensivo de los Cañeros fue el veterano refuerzo Mario West, con 21 puntos y agregó ocho rebotes a su gran labor, cinco de ellos ofensivos. El alero Edward Santana fue otro pilar con 11 unidades y 15 rebotes (siete ofensivos), lo mismo que el armador Maurice Baker, quien finalizó con 12 tantos y seis capturas.

Por los Indios, Robert Glenn encestó 23 y tuvo ocho rebotes, Ollie Bailey fabricó 20 y Eddie Elisma nueve con 12 atrapadas. Reggie Charles anotó 11.

El partido fue reñido de principio a fin y durante el mismo, antes del marcador final, la ventaja máxima de Cañeros fue de siete puntos y la de los Indios de seis.

La de los Indios llegó comenzaron el segundo cuarto con un tiro de tres de Charles que puso la pizarra 25-19 restando 9:30. La de los Cañeros, de siete, se produjo restando 56,2 segundos para finalizar el encuentro, producto de un lance libre de West que puso el marcador 87-80.

Los Cañeros capitalizaron cada error de los Indios, por mínimo que fuera, y sacaron un enorme provecho a los rebotes colectivos y ofensivos, con 43 en total y 25 fueron ofensivos. Los Indios terminaron con 32 capturas (12 para conseguir segundos lances) y perdieron 17 balones.

Los Cañeros ganaron el segundo cuarto 27-21 y el último 25-18, contra dominios de 22-17 y 22-20 de los Indios en el primer y tercer período, respectivamente.



elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir