lunes, 16 de junio de 2014

El 9-1-1 y los ayuntamientos

Por Wanchy Medina
Twitter: @WanchyMedina

Hace dos semanas fue dejado en funcionamiento el Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 911, sin dudas, un paso de avance del Estado Dominicano que debe cuidarse y perfeccionarse.

Todo cuanto se emprende en la vida terrenal, tiene detalles que tendremos que ajustar en el camino, es lógico que mientras pasen los días, meses y años el progreso de este sistema de emergencias debe ser mejor y más efectivo.

Aunque el 9-1-1, ha iniciado la cobertura como un plan piloto en Santo Domingo y el Distrito Nacional, la idea es expandirlo a todo el territorio nacional, donde tendrán que lidiar con bastantes contratiempos para efectivizar sus operaciones.

Cuando llegue la expansión a todas las provincias del país me temo que muchas de estas localidades tengan el mismo inconveniente que me planteo en mi natal ciudad La Romana: Calles sin rotular, casas, sin números, barrios contiguos con calles sin identificar, donde solo los lugareños saben denominarlas A, B, C ó calle 1ra, 2da, 3ra; etc.

Si bien no soy un experto en la materia, es lógico que el servicio del 9-1-1 para ser realmente práctico debe contar un mínimo de rapidez y exactitud de donde se ha producido el evento de emergencia, muchos de lo que prestarán servicios en este sistema de seguridad no son de las ciudades donde estarán asignados; de manera que cuando un ciudadano haga la llamada de emergencia, una de las claves para asegurar la rápida atención es identificar sector/barrio, calle y número de la residencia. 

Como en la mayoría de los pueblos, los ayuntamientos se preocupan para que el casco urbano tenga los nombres de las calles y su rotulación, sin embargo los barrios y sectores periféricos generalmente no cuentan con esa misma identificación.

En un mundo donde la globalización ha sido desplazada por la postglobalidad, no es extraño que cualquier ciudadano tenga un móvil donde pueda usar la internet para ubicarse en una dirección por vía de un satélite, siendo así, al Estado dominicano no le daría mucho problemas instalar dispositivos en los vehículos que usan el sistema de emergencias 9-1-1.

Lo crítico es, que estos equipos trabajan con las coordenadas geográficas suministradas a una plataforma que alimenta el satélite, esta importante actualización se hace desde la oficina central de la ONE por el Departamento de Cartografía de esa institución. 

Si los ayuntamientos no suministran los cambios de nombres de calles al referido departamento, estos no serán actualizados para que las calles sean geo referenciadas en el satélite y así estar disponible a través de google maps o mapquest; este mecanismo de ubicación geo satelital no solo discierne con exactitud el lugar de la emergencia, además le sugiere a los conductores dirigirse por calles y avenidas con menor entaponamiento. 

Las vicisitudes en la que se vería el personal de asistencia de emergencia del 9-1-1 por la dificultad de ubicar con prontitud una dirección, podría costar una o varias vidas; se hace necesario que los ayuntamientos se avoquen a nombrar y rotular las calles de los barrios y sectores de los municipios para una mayor eficientización de la ubicación oportuna de las emergencias.

Luego de efectuar las identificaciones, estas deben ser reportadas al Departamento de Cartografía de la ONE para que sea cargada inmediato a la plataforma tecnológica de google earth y que estén disponibles en la red para una rápida geo localización, y así el 9-1-1 pueda estar en el lugar de las emergencias en un tiempo record.

Este planteamiento podría verse como insignificante, sin embargo puede salvar la vida tu familiar.

Frases y palabras claves: 

Rotulación calles 

Georeferenciación

Reporte de cambios a la ONE

Cambiar de nombres genéricos de las calles (a,b,c,1ro,2do,3ro). 

* El autor es Regidor de La Romana.-


elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir