miércoles, 30 de julio de 2014

La automatización de los pagos en las oficinas municipales

Por Wanchy Medina
Twitter: @WanchyMedina

La postglobalidad ha traído consigo incontables ventajas para el manejo eficaz de la administración pública, diversos organismos internacionales han colaborado para que las entidades públicas tengan un buen procedimiento en el manejo de los recursos.

Desde hace varios años la República Dominicana ha dado un salto cualitativo en el tratamiento de fórmulas que garanticen menores perdidas de recursos en el pago de los arbitrios.

Hace poco, instituciones como Interior y Policía, las fiscalías, las oficinas donde se obtiene las licencias de conducir (MOPC), entre otras, tenían un mecanismo de pago en EFECTIVO para ofrecer los servicios que estas entidades facilitaban a los ciudadanos, sin embargo, en búsqueda de un mejor control de los recursos, la Contraloria General de la República dispuso automatizar estos pagos que se hacían en efectivo para así realizarlos en una cuenta especial vía el Banreservas, el banco del Estado Dominicano.

La operación de dinero en efectivo de los cajeros, secretarias y supervisores tientan aquellos empleados que se manejan día a día con el menudo ($) diario; por el contrario, el pago por la ventanilla del banco, le da mejor control a las instituciones y menos tentación a los empleados para tomar “prestado” lo recaudado, ya que podían reportarlo 24, 48 ó 72 horas después.

Es cierto que esta temática aplicada en algunas instituciones ha ayudado a mejorar la calidad de los servicios y ha bajado la perdida de dinero, pero no es menos cierto, que todavía faltan instituciones en las cuales manejan cuantiosas cantidades de dinero a diario y no han entrado en esta sistematización.

Los ayuntamientos


Los ayuntamiento en la República Dominicana, son de las instituciones que más servicios brindan a los ciudadanos cotidianamente, un ayuntamiento normal, tiene al menos diez departamentos que ofrecen servicios todos los días, y estos pagos aun se hacen en efectivo a un personal que usualmente lo guarda en un cajón o una gaveta, y luego es cuadrado por el/la contable y la contraloría del cabildo.

Los descuadres constantes del dinero colectado ponen en duda el honor de aquellos que ocupan los departamentos que hacen las cobranzas en efectivo. Además, tientan a los alcaldes y tesoreros débiles, al saber que tienen varios departamentos que le traen todas las tardes los resultados económicos en efectivo.

Esta situación es relativamente fácil de resolver, pues como es sabido, los ayuntamientos reciben la subvención mensual en el Banco de Reservas, el mismo banco donde podrían habilitar el depósito del dinero (pago de arbitrio), de modo que el voucher del depósito seria el punto de partida para que los funcionarios municipales puedan procesar sin contratiempos los servicios ofertados por el cabildo.

Es lógico ponderar que las entidades municipales deben dar el gran paso para sistematizar éstos pagos en vía banco, esto generaría un mayor control de los recursos que se estiman ingresarían al ayuntamiento y a la vez empiezan a caminar el sendero hacia la transparencia.

Hace más de un año el suscribiente, le hizo esta propuesta a la Comisión Permanente de Asuntos Municipales de la Cámara de Diputados, para que éstos, a su vez formularan la sugerencia a la Contraloría General de República, sin embargo, no se ha encontrado eco en las instituciones correspondientes para ejecutar tan viable solución al manejo de los recursos públicos.

El autor es Regidor de La Romana.-


elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir