viernes, 20 de marzo de 2015

MAQUIAVELO PARA POLITICOS DE LA ROMANA

La imagen por dentro y por fuera de un político


Lic. Juan Francisco Melo

Retrato de Nicolás Maquiavelo (Fuente Externa)
La imagen reina de manera suprema en todas las actividades políticas, esto no debería ser, pero los expertos en medios de comunicación confían demasiado en las apelaciones temáticas, emotivas o visuales en una campaña política.

Hacen uso del marketing comercial y las normas de la publicidad comercial, donde la imagen es todo, inventan de todo, intentan con técnicas que Hipólito Mejía se vea joven y con pelo, pero luego lo quieren ver con un aire de abuelo bueno y al final lo venden como el papa simpático.

La publicidad de imagen puede saciar a un grupo determinado durante algunas horas, pero no funciona bien a lo largo de una campaña. Los votantes demandan aspectos específicos y quieren contenido, quieren un slogan que diga realmente algo, que cumpla con la técnica del USP (producto único simplificado) que es analizado por Jack Trout en su libro DIFERENCIARSE O MORIRSE.

La publicidad de imagen muchas veces se parece a la publicidad comercial de los bancos, que son largas en su estilo y muy corto en su contenido, tanto que algunas veces tú no sabes si es la publicidad de un banco, de una institución ligada al medio ambiente, del Comité Olímpico Dominicano, del Ministerio de Deporte o de la liga de baseball, ejemplo de esto es la publicidad del Banco de Reservas con la publicidad de David Ortiz, al final que dice, NADA.

Las elecciones se ganan con verbos, propuestas de acción, no con adjetivos que halagan el candidato para que se sienta bien, no es al candidato que hay que convencer es al elector de las cualidades y las propuestas del candidato.

El poder de los temas es evidente, como ocurre con temas espinosos como el aborto, la nacionalidad, loma miranda, energía eléctrica, combustibles y la reelección.

Estos temas tienen tanto poder que mueven a los votantes, en este caso realmente no importa quién se presente, los votantes tratan la elección como un referéndum de votación sobre un tema que le retuerce las entrañas.

La famosa propaganda (no es publicidad) que se lanzan en las redes sociales, creyendo que con esa imagen pueden obtener votos, están equivocados, pues los mensajes de temas son más efectivos, porque a través del mensaje este es capaz de explicar el verdadero carácter y personalidad del candidato. El electorado Dominicano y especialmente el de La Romana es escéptico y bien informado, desconfiado de cualquier otra forma de juzgar a los candidatos.

Cualquiera puede crear una publicidad llena de adjetivos o llamativos valores de producción, vendiéndose como el mejor de todos, con cualidades excepcionales, el más elegante, el más popular, el que más gusta, pero el electorado ha aprendido a no creer en sus propios ojos.

Cuando una publicidad política bien elaborada nos muestra juventud, elegancia, carisma, el mejor, el más sabio, con las mejores soluciones, puede ser una señal de un actor de cine o un parecido a Robert Redford, Al Pacino, Raymond Pozo o Tony Adames.

La publicidad que exhiben datos biográficos, solo son un poquito más creíbles, hemos oído a tremendo bandidos reclamar logros ajenos, que no han hecho el mas mínimo esfuerzo, pero mucho menos tienen la capacidad para alcanzar esos logros. El electorado los escucha haciendo alarde de todos sus logros, pero como el electorado está bien informado al final les cobra sus mentiras y engaños.

Cuando un candidato toma una posición en un tema determinado y en el calor de la discusión él lo hace suyo, los votantes sienten que es el indicador más confiable que tienen de su verdadera esencia. Los votantes saben que ha tomado una posición, saben que la posición polémica le ganara enemigos y provocará el rechazo de grupos de presión, por eso aunque la posición de un candidato ante un tema puede ser que no sea gran cosa, pero es lo mejor que tiene el electorado y decide elegirlo a la posición que aspira.

En 1980 Bill Clinton contrató a un creador de imagen mediática, quien utilizó cinematografía de primer nivel para producir gloriosos tributos de Clinton y para captar la emoción de un estado en movimiento. Entre tanto, el adversario Republicano de Clinton lo martillaba con muy poca generosidad, pues habían varios temas que Clinton había dejado pendiente cuando era gobernador de ARKANSAS, utilizó temas, no imagen.

Usted decide como lo perciben, como lo ven en el espejo público de La Romana. Una señora vestida de negro pasa por la glorieta del parque Juan Pablo Duarte a las 10:00 am, el espejo público dice: pobre señora va camino a la funeraria, todo parece indicar que se le murió su esposo. Pero la misma señora pasa por el mismo lugar a las 10:00 pm con el mismo vestido entonces el espejo público dice: esa mujer va a una fiesta.

Alfred Nobel, el fundador del premio Nobel de la Paz, siendo joven estuvo involucrado en el invento de la dinamita, este terrible explosivo había traído grandes muertes a la humanidad, pero Nobel quiso ser recordado como un hombre de paz y así lo hizo, estoy seguro que Alfred Nobel es ahora recordado como el premio Nobel de la Paz.


elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir