viernes, 10 de junio de 2016

Obama-manía sin límites


Por CÁNDIDA FIGUEREO - Periodista, residente en Santo Domingo


Con una población heterogénea que le da su particular encanto, Estados Unidos es una nación con muchas historias siendo una de las más singulares la que se inició hace 227 años cuando George Washington fue electo primer Presidente de ese país norteamericano, sitial que en la actualidad busca ganar Hillary Clinton con una amplia aceptación y el apoyo de la Obama-manía sin límites.

El hecho de que por primera vez una dama pretenda ganar el trono de esa nación con una población estimada el año pasado en 321.601.000 personas y donde hace un par de años las féminas eran mayoría, un total de 160,857, 872, o sea, el 50.45 % respecto a los varones, es un indicador positivo que le favorece si se trabaja esa arista. 

Cuenta además con el apoyo de un Presidente perspicaz como Barak Obama, quien le ha expresado a Hillary Clinton su apoyo oficial como posible candidata demócrata a la Casa Blanca, lugar que se ha tardado demasiado en ser dirigido por una mujer de su estirpe y conocimiento.

De la señora Clinton, Obama dijo: “No creo que haya habido nunca alguien tan cualificado para ocupar este puesto (el de presidente)", afirmó Obama en un vídeo divulgado por la Casa Blanca y la campaña de la ex secretaria de Estado. "Sé lo difícil que puede ser este trabajo, es por eso que sé que Hillary será tan buena", sostuvo Obama, que agregó que Clinton, a quien él venció en las primarias demócratas de 2008, tiene "el coraje, la compasión y el corazón" para ejercer la Presidencia.

El hecho de que la señora Clinton -como dice el Presidente Obama-, tenga “el coraje, la compasión y el corazón” para ejercer la Presidencia es suficiente para que la Obama-manía (seguidores de Obama) que llevaron a este Presidente al poder, se aferren del mismo entusiasmo para ejercer el sufragio a favor de la señora Clinton.

En particular no me ata nada que me mueva a decir lo antes señalado, excepto porque se trata de una dama cualificada para asumir esa responsabilidad, sabedora por demás de que debe re-fortalecer esa nación donde hay inmigrantes de todo el planeta y propugnar por la paz y el equilibrio de género.

Toda nación, toda colectividad, precisa de la seguridad que produce la tranquilidad que conlleva a la cooperación de cada uno de los ciudadanos o ciudadanas. El privilegiado o privilegiada en casarse con la gloria al llegar a este peldaño de dirigir un país debe tener a su vez el respaldo de toda la población para salir airoso cuando cumpla su mandato. Un mandato de realizaciones en buena lid, donde prevalezca la seria autoridad y el respeto.

Éxitos a la señora Clinton -quien tiene en su esposo un buen asesor en esas lides de mando-, y ánimo a la Obama-manía sin límites o seguidores de este Presidente para que apoyen a la señora Clinton a lograr el éxito a contrapelo de todos los que se acogotan por el triunfo ajeno. Ánimo, y sigas hablando con el corazón para lograr reacciones tangibles el próximo noviembre.


elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir