miércoles, 13 de julio de 2016

La Noticia que nunca se dio, porque el hecho nunca ocurrió


Por Henry Osvaldo Tejeda

Me dice que en el palacio nacional, se está preparando un decreto en el que se van a prohibir varias palabras de uso común en este país. No sé el por qué, pero las malas lenguas dicen que el gobierno está avergonzado y "requete jarto" de escuchar esas palabras.

También se prohibirán otras que son consideradas por el gobierno como dañinas, y hasta burlonas contra muchos de los miembros de cierto Comité Político de un partido, esas palabras, según un elitista "pelaguineo" con barba blanca que hay en el palacio nacional, se dicen con mala fe para atentar contra la moral de personas importantes, y como ahí arriba son los dueños de este batatal con luz al que le llamamos país, hay que estarse manso.

Estas son solo algunas de las palabras incluidas en el decreto, porque mi calié no me las quisieron decir todas, porque se metió en miedo.

GAS: esta palabra fue prohibida por dos motivos, primero, porque cuando se acaba este hidrocarburo en las casas de familia, es inevitable que surja una palabra considerada como plebe. Ej.: cuando alguien está esperando a una pareja de esposos, les vocea desde la calle, ¡Hey ustedes dos!, ¿qué esperan para venirse para acá? Ellos contestan:

_ Esperense, fue que nos quedamos sin gaS en la cocina".

Como el dominicano no acostumbra a pronunciar la S, la palabra suena como "otra cosa", dicha en buen dominicano.

TIBURÓNPODRÍO (Así, todo junto como está escrito). Usted podrá decir tiburón, pero nunca se atreva a agregarle la palabra "podrío", aunque la carne del mismo esté en escomposición y apeste como letrina.

Esta palabra dicha tal y como la ve usted aquí, fue "puesta en retiro" porque fue acuñada por un presidente dominicano en plena campaña, y lo que se quiere con su prohibición es evitar que un candidato de la oposición la use en la campaña electoral del 2020, y gane las elecciones.

Para esta prohibición, en el palacio se asumió que, un pueblo como el dominicano que está tan "mal comío", puede seguir viendo como buena esa palabra; entonces, si escuchan a un candidato de la oposición hablando de "tiburón podrío", podría ser visto como carne fresca, y para el gobierno, esa palabra ya cumplió con su cometido, por tanto, ahora ya está podrida de verdad.

NO HA LUGAR. La prohibieron porque el juez Segarra dijo que, si alguien osara usar esa palabra or las que tantas veces le han mentado la mai, le va "cantar" treinta años, y dijo además que, esas palabras fueron las que lo liberaron de una deuda contraída con Félix Bautista y de refilón, a su papi de "nailon" postizo.

AL CARBON. ¡Cuidado con decir carbón! La prohibición de estas palabras tiene un aparte que dice: "Nadie deberá decir ni escribir "Al carbón", porque será multado y encarcelado".

El que se atreva a hablar de carbón y no quiera caer preso, deberá cambiar las palabras y decir, por ejemplo: Esa vaina prieta con la que cocinan los "descascaraos" del pueblo, en anafes". Es una verborrea muy larga, pero es preferible gastar un poco más de saliva, antes que ir a dar con sus huesos a Najayo.

OISOE. La prohibición de esta palabra, sí que es problemática para el que ose decirla y escribirla, sería mejor que se le ocurra tirarse de un puente (que puede quedar vivo), antes que decir o escribir OISOE.

Si esta palabra por error de su borracha lengua, se le zafa en público, ya se metió usted en un grave problema, pues como la anterior (Al carbón), iría usted en bola de humo a la cárcel, y tiene además una agravante; si usted

acompaña la palabra OISOE con los apellidos Pimentel Kareh, y de refilón dice Danilo, o Bidó Medina, dese por muerto, porque lo de Narcisazo sería un chiste comparado con lo que le pasaría a usted.

Hay otras palabras y frases que fueron prohibidas, que luego les daré a conocer, por ahora lo dejaré de este mismito tamaño porque no me aterra la idea de tener que "abajarme" a coger el jabón en una carcel de este país. ¡Zafa!


elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir