jueves, 4 de agosto de 2011

CHÁCHARAS DE BULLAS Y DE RISAS

Por Henry Osvaldo Tejeda Báez


Yo vivo en un país de gentes tan escandalosas, que hasta para estornudar, tienen que hacer una bulla del carajo capaz de despertar a los vecinos, a cincuenta metros a la redonda. Cerca de mi casa vive uno, del cual tengo la sospecha de es el ruido que hace cuando se ría que inclina un cuadro con la imagen de Jesucristo, que tiene la esposa mía en la sala.

Esos escándalos no tienen fin. La Romana no tiene dolientes en ese sentido. Todos los días pasan unos malditos camiones anunciando fiestas, cursos de Inglés, reunión del club tal, al reguetonero "El Cachuchú, al bachatero "Llora fiao", las pastillas cataflán, los plátanos, los huevos; además, los que compran hierro viejos (esos sin son unos malditos). Esos hijo'eputas pasan todos los días, como si en el jodío sector donde vivo (Quisqueya), hubiera una mina de hierro. Me imagino que ellos pasan tanto, porque siempre hay uno que otro tiesto tirado, algún colchón viejo y, un sin fin de corotos y trastos viejos por los cuales les dan a los dueños una miseria, pero por lo menos, ayudan a limpiar el patio.

Nos gusta el ruido, somos adictos a eso. A una gran parte de los dominicanos les gusta (no me incluyo) mientras hacen el amor, que la mujer empiece a chillar y a vocear vainas raras sin importarles si los vecinos están sufriendo, no, no, perdón, quise decir, oyendo tantos disparates (¿Disparates?).

A veces no es el hombre que las incita a vocear, son ellas mismas que lo hacen de manera automática cuando están llegando a las nubes, porque se acostumbraron a vocear durante el coito, desde el primer momento que su primer "mari-novio" le echó una "mordía" a la famosa manzana aquella, de la que tanto habla la Biblia y por la cual, se jodió Adán (¿Dije, se jodió? ¡Hummm.....!

El dominicano gusta del ruido, yo en cambio, lo odio, por eso apago la TV cuando escuchó a Michel Miguel y a otros presentadores de programas como El Pachá, "desgañotándose" para presentar cualquier artista o banda. Mas le pegaría a ambos, ser presentadores de peleas de boxeo o vendedores de aguacates en las calles. Lo peor es que creen que están "acabando".

Otra de los dominicanos. Tenemos la capacidad de convertir un estornudo en la aclamación de un personaje. Conozco a varias personas que estornudando dicen: " Waaaaaaashington". ¡Coño, es el colmo! Pero así somos.

Otra cosa del dominicano es la risa. ¡Diablos! Cuantas maneras de reírnos tenemos. Aquí nos reímos de acuerdo a la vocal que mas nos gusta, aunque a veces, es la propia risa la que impone las reglas y las vocales salen por Default (léase, por defecto), por eso tenemos varios tipos de risas, veamos.

Ja ja ja dicho mas de seis veces, se convierte en una risa sarcástica y escandalosa. Esa es la mejor de las risas porque te ayuda a distender como cuchumil músculos del cuerpo, pero tienes que tener cuidado cuando te rías así, porque cuando nos reímos de esa manera, solemos descuidar la puerta de campo, y se nos puede salir uno que otro grano de habichuela mal digerido, o una cascarita de tomate, o una hojita de repollo, etc..........¡Carajo! Ni yo aguanto la risa de las vainas que estoy escribiendo aquí. Me estoy riendo con la boca cerrada, no sé cómo llamarle a esa risa mía. ¿Será, la solitaria? No, no, eso se siente como a lombriz.

Sigo con la risa en el orden de las vocales:

Je je je es una risa que denota un dejo de burla o de malicia. Esa era la risa de Joaquín Balaguer, ésta risa, solo acostumbra a salir de boca de gentes mayores de 30 años. El que se ríe así, no es muy ameno, es decir, es un cara dura.

JI ji ji. Esta es la risa mas tierna, es lo que llamaba mi profe de primero de bachillerato, Doña Turka: "Algo gracioso". Esa es la risa de los niños, aunque la mayoría de las veces puede ser una risa pícara y malévola. ¿Ejemplo?

¡Chucky, el muñeco asesino!

Jo jo jo, es la risa mas pendeja, regularmente sale de bocas de idiotas. Es la famosa risa de santicló (Santa Clauss). Es una risa sin ton ni son que no tiene sazón.

Ju ju ju. Bueno, aquí si es verdad que yo quedé "cogío". No recuerdo haber oído a nadie riéndose usando la vocal U. es que para reírse así hay que poner la boca como un mono orangután chillando.

¡Ah, carajo! Ya recuerdo quienes son los que usan esa vocal; los jugadores de futbol americano, pero como estamos hablando de los dominicanos, no puedo mezclar a esos monos blancos que parecen larvas, en unas chácharas netamente dominicanas.
 

elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
 Imprimir