sábado, 30 de junio de 2012

APRESAN LADRONES DE METALES


SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La Procuraduría General Adjunta para el Sistema Eléctrico (PGASE) conjuntamente con la Policía Nacional,  cerró este viernes una metalera en Villa Mella,  donde se incautaron decenas de componentes eléctricos supuestamente robados y mercadeados.

El magistrado Moisés Ferrer declaró que en la Metalera Santa Cruz fueron recuperados 146 angulares de torres eléctricas de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) y 15 rieles del Consejo Estatal de Azúcar.(CEA).

Dijo que  también se encontraron 37 válvulas pertenecientes al Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), así como una cantidad indeterminada de cables tensores de alta tensión y de tensores robados en diferentes puentes.

Sostuvo que por los seriales (numeraciones) se puede determinar a cuales torres eléctricas pertenece cada uno de los angulares recuperados en la Metalera Santa Cruz.

La metalera es propiedad de Manuel Ramón Hilario Paulino, de 81 años, y de  su hijo Luis Hilario Jiminián, de 46 años.
Ferrer dijo que con ese hecho se  le ha dado un golpe contundente a este tipo de ilícitos y recordó que la Ley General de Electricidad contempla sanciones que van desde cinco hasta 10 años de prisión,  por atentados a la seguridad energética nacional mediante el robo de sus componentes.

De su lado, el vocero de la Policía, general Máximo Báez Aybar,  declaró que el robo de metales  es un terrorismo urbano porque afecta la vida de millares de dominicanos al poner en riesgo las estructuras de servicio del Estado.

Báez Aybar advirtió a las empresas metaleras que se abstengan de comprar componentes eléctricos a desaprensivos sin establecer la procedencia ni sin ningún tipo de control, argumentando que  el desconocimiento del delito no los exonera de la responsabilidad penal.



elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir