martes, 14 de enero de 2014

Cardiólogo estima que el SFS necesita revisión

EXCLUYE MAYORÍA MEDICAMENTOS PARA PROBLEMAS CARDIACOS


Doris Pantaleón
Santo Domingo


Los médicos cardiólogos no encuentran alternativas al momento de indicar medicamentos a sus pacientes, debido a que casi la totalidad de las medicinas que son efectivas al momento de tratar los problemas cardíacos están fuera del catálogo de cobertura del Seguro Familiar de Salud (SFS) del Sistema Dominicano de Seguridad Social.

Así lo aseguró ayer el cardiólogo y experto en seguridad social, Fulgencio Severino, quien consideró que el SFS colapsó y que se requiere de urgencia una modificación profunda del sistema, pero que en esta ocasión sea pensada en función de los intereses de la población, no del sector empresarial.

Dijo que las dificultades radican en que las coberturas en medicamentos, los procedimientos y los honorarios médicos no han sido revisados ni actualizados nunca por el sistema, a pesar de que el régimen subsidiado lleva once años de vigencia y el contributivo siete años, dejando fuera la mayoría de los tratamientos que se utilizan en la actualidad.

Detalló que en cardiología, de los principales cinco beta bloqueadores que se utilizan, tres no están incluidos; de los cinco más importantes receptores de angiotensina que son indispensables para el 30% de los pacientes hipertensos, sólo cubre uno, el menos potente; de los antiagregantes plaquetarios hay uno de los más antiguos que no está incluido y tampoco los dos nuevos que han surgido.

Agregó que de los medicamentos para tratar el colesterol, los dos más recomendados tampoco están incluidos. “Nos están dejando sin alternativas, o tú le das a los pacientes lo que sea, en contra de todas las evidencias médicas que te obligan a dar un tipo de tratamiento, o simplemente lo indica para que el paciente lo compre, lo cual la mayoría no puede hacerlo por los costos”, señala Severino en entrevista para LISTÍN DIARO.

Dijo que esos son medicamentos que tienen más de 10 años en el mercado, pero no se pueden utilizar a pesar de que muchos son obligados en determinados grupos de pacientes, porque simplemente se hizo un listado de medicamentos cuando iba a iniciar el sistema de Seguridad Social basado en tratamientos que eran útiles 50 años atrás, y “nunca más se ha vuelto a revisar”, señaló Severino. Atribuyó al Ministerio de Salud Pública no haber hecho una revisión acorde a guías de manejo de los pacientes, y lo mismo ocurre con los procedimientos médicos.

“Todo procedimiento que se le olvidó incluir a quien elaboró la lista en aquella ocasión, es negado a los pacientes, dejando fuera muchísimos, al igual que estudios en todas las especialidades”, señaló.

Dijo que eso hace que la gente gaste cada día más en salud porque la Seguridad Social no ha representado una reducción.

Entiende que este es un sistema privado de seguridad social por lo que tiene dificultades para funcionar en base a los objetivos básicos de la salud que es garantizar el acceso a los servicios.

Agregó que en República Dominicana eso no es posible porque se introdujo la figura del intermediario con fines lucrativos, lo que hace que éste utilice todos los recursos posibles para reducir el acceso.

Tarifas
Señaló que otra realidad que afecta a los pacientes es el co-pago por consultas, ya que todavía el sistema de Seguridad Social paga una consulta al especialista en 300 pesos, lo que hace que el médico cobre co-pago altos a los pacientes como forma de compensar. Dijo que las tarifas por honorarios no se ha revisado, pese a que el cápita que paga el sistema a las ARS pasó de 483 pesos cuando inició a 838 en que se encuentra actualmente.

Recordó que el sistema empezó cubriendo 3,000 pesos en medicamentos, se ha tenido una inflación acumulada en los últimos años de alrededor de un 30 por ciento, y ese monto no se ha revisado.


elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir