lunes, 9 de marzo de 2015

CHÁCHARAS: ¡ANOS A LA OBRA! EL GRAN NEGOCIO DE LA SICA

Por Henry Osvaldo Tejeda


Parece que mi suerte está por cambiar, hoy me he "topetado" con una noticia que me ha alegrado la vida; Veamos.

"Sus heces fecales pueden ayudarle a ganar dinero"

"La fundación OpenBiome, de Estados Unidos, paga miles de dólares por la compra de heces fecales. Es el primer banco que compra y vende pupú en los Estados Unidos".

¡Wao, ahora sí que me salvé! ¡Aleluya! Por fin, habrá una fuente estable de trabajo (claro está, si al cagar se le puede llamar trabajo). Es algo que puedo explotar sin mucho esfuerzo.

Creo ver un negocio redondo en eso para mí, porque puedo contratar decenas de personas a las que solo mantendría comiendo y cagando a troche y moche", de manera ininterrumpida, como hacen con los pollos en las granjas, con la diferencia que, para recoger la cosecha de pollos se necesitan varios meses, con los cagadores, el producto se recogería todos los días. ¡Wao, me hice!

Por fin se pone en frente a mi nariz, el negocio de mi vida, algo así era que esperaba desde hace tiempo, ahora solo tengo que contratar un personal bien cagón, es decir, gente que cague mucho y sin problemas.

Tengo que escoger bien el personal cagalitroso, ya que podrí cometer el error de contratar gente estreñías y se me puede dañar el negociazo. Siempre aparecerá gente estreñías, pero no me importa porque para velar por el buen desenvolvimiento de los cagadores, contrataré supervisores que me vigilen los vigile.

Empezaré desde ya, a buscar los sitios de abasto de comida, para acaparar toda la harina, Chenchén y trigo, para hacerles "Marifinga", de la misma que se cocinaba con los productos que traía al país, La Alianza para el Progreso desde los Estados Unidos, en la década de los sesentas.

El trigo, la harina de maíz y de trigo, "Pica Pica", coditos, espaguetis, todo de acuerdo a lo que la empresa que me comprará la sica me pida.

Aunque si lo que quieren es mierda, en este país la tendrán por toneladas, toda la que quieran.

Con la olla en la que se encuentra el dominicano en estos momentos, se garantiza un negocio lucrativo ya que, desde que vean el anuncio de que se necesita gente sólo para comer, tendré que alquilar unas cuantas tareas de tierra para meter el "gentío" que acudirá por el "trabajo".

Aprovechando la gran afluencia de mano de obra haitiana, perdón, ya no sería mano de obra, sino, culo de obra haitiana; contrataré toda una legión de estos talentosos cagones, pero respetando el 80/20.

Se crearán unos estatutos sin muchas reglas, solo las necesarias para mantener el orden y el respeto, y en los mismos se prohibirá:

Comer salsa Picante, ya que esto estriñe y se les dañaría las tuberías de conducción de la mierda, igualmente la uva y los plátanos, entre otros productos que tapan la puerta de campo de la gente.

Después de estar "bien jarto", el cagador, perdón, es decir, "el obrero" (Obrar, en los campos es lo mismo que cagar), se irá al Área de Cagado", donde habra un instructor experto en pujadera que viene siendo como una partera, para asistir al cagador. 

Ahi mismo se tomará un purgante y permanecerá recostado en un canapé, cosa de que no se pierda ni una borona de sica si los efectos del purgante lo cogen lejos del cagadero.

Sólo se comerán los productos que les sirva la empresa, y en un horario establecido: bollos de harina de trigo, papas, espaguetis, coditos, "Pica Pica", huevos, y Macita con refresco rojo, de postre. 

Tendran el domingo libre, pero no podran tomar alcohol ya que, si les da resaca, pueden vomitar la comida y la mierda de reversa no me la comprarian.

No se comerá en platos, ni nada parecido, a todos se les entregará una cuchara, para que coman directamente de una pileta, al estilo canoa. El que es, o ha ido mucho al campo, sabrá a qué refiero

Desde las 4 de la mañana hasta las 6:30, empezará el tiempo de "Pujado", para que vayan provocando la salida de las heces fecales a tiempo, evitando así pasarse del horario estipulado, sin haber cagado.

Estoy entusiasmado, me voy a acostar ahora porque desde mañana, haré en este país "lo que nunca se ha hecho". ¡Anos a la obra!


elpidiotolentino@hotmail.com; elpidiotolentino@gmail.com
Imprimir