miércoles, 2 de noviembre de 2016

La titular de la DIDA, Nélsida Marmolejos, apoya la medida tomada por SISALRIL sobre afiliación de adicionales en el Seguro Familiar de Salud


Santo Domingo.- La Dirección de Información y Defensa de los Afiliados a la Seguridad Social (DIDA), saluda la medida tomada por la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales (SISALRIL) a través de la resolución 206-16 que regula los documentos requeridos para afiliar y desafiliar a los dependientes directos y adicionales en el Seguro Familiar de Salud (SFS).

Marmolejos entiende que con esta medida se avanza hacia la universalización y se cumple con los aspectos de la Ley 87-01 en su Art. 123, párrafo I que establece dentro de los beneficiarios del Régimen Contributivo la afiliación de los familiares que dependan del afiliado o pensionado siempre que el mismo cubra el costo de su protección.

La normativa establece los documentos y requisitos para afiliación al SFS de los dependientes adicionales que dependan económicamente del titular o de su cónyuge o compañero de vida desde el primero hasta el tercer grado de consanguinidad: 

1. Padres o padrastros; 

2. Abuelos, hermanos y nietos; y 

3. Tíos y sobrinos. 

La funcionaria expresó que la resolución 206-16 no es perjudicial para el equilibrio financiero del Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS) ya que cada afiliado asumirá el costo de la cápita establecida por el CNSS por cada uno de sus dependientes adicionales, que es de RD$930.76.

En cuanto a las ARS los temas de esta resolución no les afectan debido a que:

1. La TSS paga por afiliado, no por núcleo familiar, lo que le garantiza una mayor afiliación; y

2. El equilibrio financiero de las ARS, no sería afectado, bajo el alegato de que los de nuevo ingreso elevarían los niveles de siniestralidad, pues se afiliaran dependientes jóvenes y viejos según la resolución. Situación que ya se ha comprobado con lo afiliación de los padres y los hijos mayores de 21 años que se ya se encuentran afiliados por esa misma vía con lo cual, el sistema ni las ARS se han visto afectados. 

Además, hay que saber que en el país la población en su mayoría es joven y obviamente habrá personas de avanzada edad que deben protegerlo pues la seguridad social no es solo para los jóvenes, sino para todos, preciso la funcionaria.

La titular de la DIDA enfatizó que la medida es positiva, no obstante el Gobierno y el CNSS tendrán que tomar en cuenta una forma de compensación a los bajos niveles de salarios de la población trabajadora ya que esto constituye una carga adicional muy pesada y el gasto de bolsillo real recae directamente a los afiliados.

Nélsida Marmolejos ofreció estas declaraciones mediante una rueda de prensa realizada en el Salón de Sesiones del Consejo Nacional de la Seguridad Social, donde estuvo acompañada de los principales funcionarios de la institución.